Química

A su salud.

Suele ser muy divertido estrechar los lazos enttre nosotros y nuestros amigos, familiares, seres queridos en general. Las celebraciones de cualquier tipo suelen ser acompañadas de ciertos brebajes desde tiempos inmemoriales. Hasta donde tengo entendido, en ciertas civilizaciones prehispánicas se consumía una bebida obtenido de la planta del Maguey: El pulque. En aquellos tiempos esta bebida era, hasta donde entiendo, disfrutada solamente por las élites.

Desde siempre las bebidas fermentadas, obtenidas a partir de diversas preparaciones de frutas y granos, por ejemplo: el arroz, la uva y la cebada, han sido tremendamente populares entre nosotros los humanos. Bebidas cuya preparación puede ser sencilla, o complicada. De producción artesanal o industrializada. Estas bebidas sirven para relajarnos, deshinibirnos, entre otras cosas, y de esta manera facilitar nuestra convivencia con otros.

Pues bien, como cabe esperar la creación de este tipo de productos, a pequeña y gran escala, es un negocio razonablemente redituable. El proceso de producción de bebidas alcohólicas no está, desde luego, libre de riesgos y debe hacerse siguiendo ciertos procedimientos bastante depurados. Debieran seguirse ciertos procedimientos de seguridad y salubridad, asi como una cantidad no menor de trámites comerciales. Estos procesos suelen ser caros y tardados. Este es, como ya dije, un negocio bastante redituable … y como tal uno debe esperar que no todos están dispuestos a seguir las normas y los protocolos.

2008_wine_harvest_festival

Hace unos días, en el Distrito Federal, se realizó un operativo en la Delegación Iztacalco. En dicho operativo se hizo el decomiso de más de un millón de litros de Alcohol Adulterado. En la “Compañía Vinícola Club Cuarenta y Cinco S.A de C.V”, ubicada en la colonia Granjas México, fue donde se realizó el aseguramiento de tan asombrosa cantidad.

El alcohol adulterado, o bien las bebidas alcohólicas adulteradas, son en el mejor de los casos, una imitación burda de un producto como, digamos, el vino, el whisky o la cerveza, pero producido en condiciones ínfimas de seguridad y salubridad, o con materiales básicos de dudosa procedencia y/o calidad. Producido de manera barata, sin cumplir con los controles sanitarios y mercantiles necesarios, es un negocio multimillonario que, sin duda, ha causado afectaciones a la salud de miles de personas.

Uno pensaría que si consume este tipo de bebidas en un establecimiento reconocido, en algún balneario u hotel 5 estrellas, en un restaurante de conocida reputación y prestigio, se está exento de encontrarse jamás con un producto semejante, pero pues se trata de un producto de alta demanda, y que dependiendo de la marca del mismo, de la calidad, puede resultar caro de obtener para el prestador de servicios. No sólo por el producto en sí, sino por las regulaciones que debe cumplir para siquiera poder ofrecer dichos productos a sus clientes; no solo ante el organismo regulador de salubridad, sino ante el sistema de recaudación de impuestos.

Vivimos en México, y sabemos del desprecio que provoca en la inmensa mayoría de la población la existencia de leyes para las que, según ellos, nadie les pidió su opinión. Leyes abusivas e injustas, y por tanto susceptibles de ser ignoradas en la primera oportunidad posible. Este desprecio por las normas no se limita a las clases bajas, sino que se dá en todos los estratos sociales, en todos los grupos étnicos y/o religiosos, tanto entre los obreros como entre los empresarios, quizá incluso con más frecuencia entre estos últimos, dado que tienen mucho que ganar, y poco que perder.

Tecate

Así tenemos que derivado de este decomiso, se ha hecho saber que la distribución de bebidas alcohólicas ilegales se lleva a cabo tanto en establecimientos arrabaleros, como también entre locales de prestigio. Ricos y pobres estamos expuestos a consumir bebidas que pueden dañar seriamente nuestra salud. Entre los locales arrabaleros no es de extrañar que ocurran situaciones semejantes. Pero ¿Cómo explicar lo que ocurre en los establecimientos de prestigio?.

Avaricia. Con tal de obtener mayores ganancias, sin importar el cómo, es muy factible, y de hecho ocurre, que los “empresarios” comercian con bebidas ilegales. Son más baratas de obtener y dejan los mismos beneficios económicos que las bebidas de reconocido prestigio y calidad. ¿A quién carajos puede importarle la salud de los clientes?. Si estos mueren, otros ocuparán su lugar. Y así tenemos que, lo que deseamos consumir para pasar un buen rato con nuestros amigos y/o familiares, puede ser lo que nos llevé a perjudicar nuestra salud o incluso a perder nuestra vida.

Surgido de la avaricia y propiciado por un clima de impunidad que es conocido por todos y aprovechado por muchos para obtener beneficios a pesar de lo que sea. El humano en general, y el mexicano en particular, no suele tener demasiados escrúpulos cuando puede obtener grandes beneficios a bajo costo. Podemos atestigüar este hecho en todos los aspectos de la vida en este planeta, de este país. Se dá por igual entre los poderosos y los humíldes. Desde luego no es un hecho exclusivo de México, pero es aquí donde yo vivo, quizá ustedes también.

No es probable que este negocio ilícito e inmoral desaparezca pronto. No mietras haya un mercado que demanda y lo seguirá haciendo, bebidas alcohólicas en abundancia. La única alternativa que nos queda es cuidar muy bien donde es que adquirimos y consumimos estos productos, verificar todas las medidas de seguridad y salubridad que suelen incluir estos productos, sellos, hologramas y demás. También debemos exigir que las intituciones y los organismos encargados de proteger la salud pública, y el cumplimiento de las leyes, realicen la labor que les ha sido asignada de manera pronta y expedita. Lo cual no necesariamente ocurre con demasiada frecuencia en México. En fin, así las cosas. Salud.

MÉXICO, D.F., 08OCTUBRE2015 – FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s