De polaca y cosas peores

La chiripa.

Los acontecimientos que ocurren en este país día con día, superan con mucho las fantasías más salvejes de cualquier escritor, bloguero o similar. Desde hace un par de semanas mis actividades en las diferentes “redes sociales” han disminuido considerablemente, y por los siguientes meses así seguirán; sin embargo hoy quiero comentar con ustedes justamente un par de esos hechos salvajes e incomprehensibles que han ocurrido en los últimos días … ¿Me acompañan?

Ofensa : La semana pasada, entre el martes y el jueves, fue secuestrado y asesinado José Eduardo Moreira Rodríguez,hijo del célebre Humberto Moreira, ex-gobernador del estado de Coahuila y ex-presidente del CEN del PRI. La noticia ha sido “la de ocho” desde entonces, pues la família, como era de esperarse, exige de “las autoridades” que se haga una investigación “exhaustiva” y que se applique todo el peso de la “ley” a los responsables.

Si bien yo mismo soy de la idea de que toda pérdida súbita de una vida, en especial en circunstancias como estas, es algo triste y detestable, al día de hoy sigo teniendo muchas dificultades para simpatizar con la Familia Moreira por su pérdida. Ustedes y yo hemos escuchado, y quizá dicho, cientos de veces que hay situaciones que “no se le desean ni a tu peor enemigo”, la realidad es que no es tan simple, y menos cuando se trata de un político o un gobernante mexicano.

Humberto Moreira, y su familia han sido parte de la “clase gobernante” del estado de Coahuila, y de México en general, desde hace ya algún tiempo, los resultados están a la vista y son bastante cuestionables. Todos aquellos que los han acompañado como parte de dicha “clase gobernante” gritaron en agonía reclamando justicia. Uno de los más peculiares fue el de la viuda de José Eduardo quien exigió la renuncia de Ruben Moreira a la gubernatura de Coahuila por “no saber gobernar y ser responsable de la muerte de su marido”.

A mi me resulta curioso, por llamarle de alguna manera, que Los Moreira exijan justicia sabiendo de primera mano que el aparato de seguridad y justicia de su estado es inoperante. Mientras no fueron afectados, permitieron que las policias estatales y municipales siguieran siendo corruptas e ineficientes (se presume que estuvieron involucrados policias y mandos municipales en el hecho), que el sistema de justicia impartiera cualquier cosa menos justicia, y peor aún, desviaron o robaron miles de millones de pesos que pudieron haber sido utilizados para corregir estos y muchos otros aspectos de la vida pública de Coahuila … no lo hicieron y ahora pagarán las consecuencias, o al menos eso debería ocurrir.

La ofensa que se perpetrará hacia ellos, pero principalmente hacia el pueblo de Coahuila en particular, y el de México en general, es doble e inevitable. Si la investigación exhaustiva no se realiza y como consecuencia el crimen de que han sido auto-víctimas Los Moreira queda impune, nada raro en México, pues es una ofensa grave para un grupo de mexicanos que han sido atacados con la violencia característica de este sexenio. Cualquier crimen que quede sin castigo es algo detestable en si mísmo.

Si de hecho la investigación exhaustiva se lleva a cabo, se atrapa a los responsables, se les juzga y se les condena por su crimen, eso sería una ofensa mil veces más grave que la posibilidad de impunidad. ¿Porque tanto revuelo, indignación y reclamos de justicia por la muerte del hijo de un gobernante corrupto y no por la de cualquier carpintero honesto?, ¿Alguien recuerda a Maricela Escobedo o a millones más de personas sin nombre que han sido víctimas de la delincuencia y cuyos responsables siguen impunes? … la ofensa será consumada, de eso no les quepa la menor duda.

Jefazos : … bueno, o al menos eso es lo que nos han hecho creer durante algún tiempo. La violencia que todos en este país hemos padecido de alguna u otra manera se le atribuye a los “grandes” capos o líderes del crimen organizado. Debido a ello se han concentrado los esfuerzos de los cuerpos de (in)seguridad pública en atrapar a los distintos “peces gordos” del crimen organizado. Se “piensa” que asesinando a la cabeza el resto del cuerpo debiera comenzar a morir, pero se les olvida que no se les llama “crimen organizado” por nada.

Así pues, durante todo el sexenio del enano iracundo ese que habita en Los Pinos, se nos han presentado vía los medios masivos de (in)comunicación a diferentes supuestos “jefes de plaza”, “operadores principales”, “cabecillas”, “contactos principales” … etc … etc … Lo verdaderamente genial de tan “eficiente estrategia” es que por más lider trás lider capturado, la violencia no ha disminuido un ápice, y de hecho se ha incrementado notablemente.

Ahora bien, como si esta mala imitación de broma no fuese suficientte, sabiendo que hay cientos de miles de criminales vivos (grandes, medianos y chicos) sueltos en las calles, es decir Profugos, ahora se nos ha notificado de la existencia de un “cadaver prófugo”. El pasado 7 de Octubre fue abatido un grupo de personas armadas por elementos de La Marina ( o El Ejercito, realmente nadie parece saberlo a ciencia cierta) y el cuerpo de uno de ellos fue robado de la agencia funeraria a las pocas horas.

Ello desde luego comenzó a levantar suspicacias entre las autoridades, si se tratara de un “narquito” cualquiera o de un “sicario” genérico es poco probable que se tomaran tantas molestias, ¿Pues a quien acabamos de asesinar pues?, el resultado sorprendio a propios y estraños : Heriberto Lazcano Lazcano, alias “El Lazca” y principal lider del cartel conocido como “Los Zetas” había sido abatido … ¡ Por Accidente !. Así es, todas esas labores de “inteligencia” y “seguridad” habían dado como resultado, de manera casual, la muerte de uno de los criminales más buscados del país.

La muerte de otro “capo” fue en primer lugar presumida como resultado de un “operativo”, pero ante las indagaciones de la prensa especializada se tuvo que admitir que fue “de chiripa” como se logró la muerte de “El Lazca”. ¿Se imaginan el epitafio? : “Atemorizó a una buena parte del pueblo mexicano, manejo miles de millones de dolares y a cientos de personas … asesinado por accidente“. No me malentiendan, pienso que este país es un lugar mejor sin esa escoria entre nosotros, pero con ese tipo de eficiencia de parte de las autoridades me siento más seguro en medio del desierto que entre policias o elementos de las fuerzas armadas.

En serio que esto me parece una muy mala broma. Por otra parte no puedo dejar de preguntarme ¿De que servirá la muerte de Heriberto Lazcano? , ¿De verdad disminuirá la violencia y los crimenes que afectan a México si el no está? , ustedes y yo conocemos las respuestas, aunque quizá nos neguemos a aceptarlas. Un nuevo “éxito” del “Gobierno Federal” … un nuevo fracaso para la seguridad de México. Quiero creer, y esta si es una mera cuestión de “fé”, que alguna vez terminará la broma de mal gusto en que se ha convertido nuestro país, quiero creer.

¿Porque será que no puedo reirme si Pennywise parece tan feliz?

PD : Gracias por brindarme unos minutos de su tiempo. Les deseo un excelente fin de semana y les recuerdo que : Las imágenes y los elementos multimedia son propiedad de sus respectivos autores, y se presentan en este espacio sin ánimo de lucro. Hasta la próxima.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s