El Desenlace

Diferencias (día 78)

Con dos días de retraso, finalmente me permito continuar con esta serie de publicaciones de camino a las “Elecciones Presidenciales del próximo primero de Julio”. Según la numeralia aún vigente, las cosas han cambiado, aunque no demasiado, y el candidato del PRI (Enrique Peña Nieto) sigue a la delantera, Mientras que en el segundo lugar se encuentra el candidato del PRD (Andrés Manuel López Obrador) y finalmente la candidata del PAN (Josefina Vázquez Mota).

En este escenario, pues estos números se vienen manejando prácticamente desde el arranque de las campañas, se celebro el pasado domingo 10 de Junio, en la Ciudad de Guadalajara, el 2do “Debate”. Con honestidad les digo que este último me pareció un “espectáculo” menos fofo que el primero (mis comentarios sobre ese Debate : PULSAR AQUÍ) pero aún así muy muy lejos de ser bueno, ya no digamos útil, para el llamado “electorado” que somos quienes finalmente tomaremos la decisión en las urnas.

Como les comentaba la ocasión anterior, la zoociedad mexicana es muy poco dada al intercambio de ideas. Se nos ha amaestrado para que nosotros, indios ignorantes, débiles y demás, dejemos la discusión de los temas que tienen que ver con la “vida pública” a aquellos que “han dedicado su vida a ello”, pues solo ellos tienen el conocimiento, capacidad y experiencia para tales lídes. Esto evidentemente ha sido un error. Si consideramos las características que les platiqué durante los primeros escritos de esta serie, es más o menos comprensible que esto siga ocurriendo hoy en día : La política es un tema TABÚ.

El mexicano, al ser un pueblo de mucha “Fé”, es mucho muy dado a tener un apego prácticamente irracional a casi todas las cosas que le rodean, especialmente si se trata de dinero, pero también a otras cosas, como por ejemplo sus opiniones e ideas. En los confines de una familia, las opiniones del jefe de familia, anteriormente el hombre pero cada vez más la mujer, es ley y no se discute, simplemente se cumple al pie de la letra y punto.

Lo anterior esta muy bien, solo que no estamos hablando únicamente de obligaciones, horarios y demás elementos de la vida cotidiana, estamos hablando de imponer la ideología del jefe (los jefes) de familia a los demás integrantes. Esto aplica a la sexualidad, la religión, las metas y el desarrollo personales, y desde luego : La política. Así como la “afición” por un equipo de fútbol suele heredarse de padres a hijos (vaya cosa más estúpida, pero en fin) esto también aplica a las creencias religiosas y desde luego a la preferencias políticas.

Esto ha llevado a que si el padre, o la madre, opina que el “Partido A” es la única opción viable, opinión que no necesariamente se basa en el conocimiento o la experiencia, y el/la hij@ decide que eso no es aceptable y que para el/ella la opción es el “Partido B”, entonces se puede llegar a una discusión muy fuerte, en algunos casos a distanciamientos, e incluso en situaciones extremas a los golpes. Las ideas, en especial las de los jefes de familia, no se discuten.

Bajo estas circunstancias no es raro ver, aún hoy en día, que los familiares, amigos y/o conocidos de una persona A evitan hablar en su presencia de ciertos temas. Si existe la posibilidad de una discusión familiar, o incluso de agresiones físicas o psicológicas, por algo tan “trivial” como la política, que al fin y al cabo solo se trata de complicidades, corrupción y dinero … ok, el dinero no es trivial y menos cuando este sale de mis bolsillos, entonces no es raro ver que la discusión de estos temas esté en las manos de unos cuantos engendros, y que la participación ciudadana siga siendo mínima.

Así es entonces como se nos ha heredado el apego irracional a nuestras ideas preconcebidas. Esto nos ha llevado a ser una zoociedad que discrimina: el hecho de no permitirme ser diferente lleva a que yo no se lo permita a su vez a los demás; a ser una zoociedad poco participativa: caray, la verdad ese/esa chica/chico me cae bien, ¿y si mis opiniones sobre el tema A o B la molestan y se aleja de mi?; a ser una zoociedad reaccionaria : mis ideas son las únicas válidas, todos los demás son unos idiotas incapaces de distinguir dos dedos de frente.

El mexicano parece ser incapaz de discutir ideas porque simplemente no aprendió que estas son susceptibles de cambiar, de acuerdo a la experiencia, el tiempo, las condiciones sociales, económicas y/o políticas de un momento determinado. Las ideas de un mexicano, son el mexicano, por tanto cualquier ataque a estas ideas es una ataque a la persona misma, lo que lleva a que, por miedo a herir susceptibilidades, por miedo a alejar a aquellos que nos agradan/interesan, seamos seres aparentemente sin opinión sobre nada realmente importante (religión, cultura, educación, política, economía, ciencia) pues el hecho de manifestar dichas ideas puede aislarnos de los demás.

Consecuencia de estos temores, y muchos más, el mexicano no discute, no debate, si alguna de mis ideas es atacada y en su caso probada como estúpida, mal fundamentada o ineficiente, mi autoestima se va al carajo, y en algunos casos hasta mi vida. Lo he dicho antes, eso que algunos llaman el “Método Científico” es una forma de vida que requiere que toda idea preconcebida, todo supuesto hecho, sea cuestionado y atacado inmisericordemente hasta que en efecto sea aceptado como parte del conocimiento humano válido por la colectividad, esto es hasta que surja un nuevo hecho, una nueva idea, más consistente y “cierta” que la anterior, esté método nos ha permitido llegar a ser la especie dominante del planeta, ni más ni menos.

Un ambiente que castiga la diferencia, que la aisla y en ciertos casos la destruye, un ambiente de miedo, no a los balazos, sino al “rechazo social“, un ambiente donde las ideas de los “poderosos“,”carismáticos“, “líderes“, son dogmas que se acatan y jamás se discuten, es el ambiente ideal para destruir la participación ciudadana en cualquier ámbito realmente importante. En este escenario no es raro ver que a mucha gente le parecierá interesante la palabrería inconexa que acabamos de vere el pasado domingo, a pesar de que poco o nada tiene que ver con su realidad del día a día.

Así tenemos que aquellos que hemos llamado incapaces o ineficientes a los políticos y la zoociedad estamos en un error, ellos de hecho han sido extremadamente eficientes al crear un ambiente que impide la libre discusión de ideas de casi cualquier índole: si hablamos de fútbol, de telenovelas, del condón que uso Kalimba o William Levy, del color de las tangas de Alejandra Guzmán, del hijo extramarital de EPN, del acento chistoso de AMLO, de los vestidos de JVM, eso está bien … si osamos tratar de hablar de sus antecedentes, sus propuestas políticas, económicas y demas, nos arriesgamos a ser expulsados de nuestros “círculos sociales” y en casos más extremos, de nuestra familia.

Así que, desde estas líneas quiero felicitar a los lideres religiosos, a los jefes de familia, a los líderes sindicales, a los políticos en general, por construir un ambiente tan propicio para que realicen sus estupideces sin temor al castigo. Han sido muy eficientes en ponernos unos contra otros, y en una situación así es muy poco probable que nadie les reclame por sus tropelías, estamos bastante ocupados tratando de acallar a aquellos que piensan diferente, felicidades.

Por otra parte, dirigidas a los demás seres que han permitido esta situación tan lamentable, en especial para ellos que son quienes la padecen, unas preguntas ¿De verdad vale la pena cambiar sus pesos por unos cuantos malditos centavos?, ¿Vale la pena cambiar seis años de mierda por unas gorras, una torta o una despensa? , ¿Hasta cuando aceptarán la responsabilidad de su inacción y apatía?, ¿Por qué demonios han permitido que sus hijos, supuestamente los seres más preciados para ustedes, nazcan en un ambiente tan obsceno?

Estamos a unos días de decidir un “cambio”, pero en las calles todo sigue aparentemente igual, caras largas, ojos sin luz, gente sin esperanza y que mira con recelo a quienes no se parecen a el/ella, muy interesado en la “Copa Europea” y muy poco en quien rayos va a dirigir sus vidas y su dinero. Espero de verdad estar equivocado en mis percepciones, espero de verdad que la historía y mi propia experiencia me estén mientiendo … quiero pensar que así es, pero por otro lado, pensar eso quizá me haya aislado ya de la zoociedad a que digo pertenecer ¿Quién sabe?

PD : Un pueblo que no que no sabe, ni tiene interés en aprender a dialogar, donde lo diferente es malo y hasta peligroso, donde no importa la realidad sino solo mis creencias, no puede aspirar a alcanzar la justicia, el bienestar y el progreso … es así.

PD2 : Mañana es un día muy especial para este espacio, pues estaré celebrando el  Segundo Aniversario de este espacio, y aunque es sábado, los invito a acompañarme en esta celebración donde presentaré un nuevo “Podcast” especialmente dedicado para ustedes, mis apreciados lectores.. Les recuerdo que todas las imágenes y los elementos multimedia son propiedad de sus respectivos autores. Hasta Mañana.

Estándar

One thought on “Diferencias (día 78)

  1. Rod dice:

    Algo nostálgico pero muy bueno, la gente pierde el camino muy fácilmente,(hay tienes a los 132), y con el estrés que se vive pues los ánimos se encienden muy rápido, creo que a todo el país le hacen falta unas buenas vacaciones …. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s