Cinefília

Pan por sangre.

En una población o país conformado por distritos, uno de ellos siempre ha sido el dominante y los doce menos afortunados se someten. Sin embargo en algún punto hubo un desacuerdo, la opresión y explotación tienen un límite, y los doce distritos menos afortunados se rebelaron contra los dominantes y la guerra, como siempre, trajo su cuota de destrucción y miseria.

Un antiguo acuerdo, con más de setenta años de antigüedad nos dice que debido a que la amabilidad de los “favorecidos” fue insultada, los distritos marginados, perdedores de la guerra, deberán “ofrendar” a un varón y una hembra jóvenes, para demostrar su lealtad al benévolo distrito que les procura paz y bienestar.

Un grito estalla en medio de la miseria del distrito más marginado, el número doce. Una pequeña llora desconsolada, hoy es el día de “la ofrenda” y ella tiene justo la edad adecuada para convertirse en tributo. Desconsolada se abraza a una mujer joven, algunos años mayor que ella, quien procura tranquilizarla, mientras le dice que es poco probable que resulte elegida.

Poco saben ellas que la vida les tiene preparada una jugarreta cruel. Una de ellas será elegida y viajará a “la capital” para vivir un corto lujo y padecer la frivolidad de una sociedad, muy pagada de si misma, que espera con un placer casi perverso la brutal y aterradora carnicería en la que 24 niños matarán o morirán en la busqueda de un campeonato que casi ninguno desea. ¿Cuál de las dos afrontará este aterrador panorama?

Así comienza “The Hunger Games”, una película sobre la que se han construido unas expectativas bastante altas. Hace ya algún tiempo que el llamado “Séptimo arte” no hacía su aparición por este espacio, pero por un buen producto como este bien vale la pena volver a hablar de cine.

¿Por que llamarse The Hunger Games? bueno, pues aparentemente, siendo el doce un distrito pobre y marginado, si uno desea comer se puede pedir alimento a los representantes de la capital. Sin embargo por cada ración recibida se agrega tu nombre a la lista de posibles “ofrendas” para The Hunger Games, y de ahí su nombre … supongo, pues es un elemento poco aclarado dentro de la trama.

Así pues, Kathniss Everdeen (Jennifer Lawrence, a quien también hemos visto en X-Men : Firstclass) nos guiará en su visita a un mundo aparentemente luminoso, pero brutal y despiadado. Kathniss no está sola, la acompaña Peeta Mellark (Josh Hutcherson, quien también protagonizó Bridge To Terabithia), el otro “tributo” proveniente del distrito doce.

Los "Tributos" para los "Juegos"

Situada en el futuro cercano, pero manteniendo un sabor a viejo, “la capital”, hacia donde se dirije nuestra protagonista, nos revela una sociedad como existen muchas: muy preocupada por su estética y belleza externa, pero cuyas entrañas está podridas. The Hunger Games es una competencia, que al fin y al cabo también es un espectáculo para entretener a los habitantes del distrito principal, y recordarles a los demás distritos, menos afortunados, su lugar en la sociedad.

Lo importante es impresionar y empatizar con la audiencia y nuestra protagonista no es muy buena que digamos haciendo amigos; pero si quiere llegar al final de este “torneo”, además de aprender a matar también tendrá que aprender a impresionar a los frívolos e indolentes habitantes de la capital, en busca de patrocinadores, quienes podrían mantenerla viva … pero la audiencia es caprichosa y la competencia no es muy justa que digamos.

Esta película me recordó una de las tantas apariciones del llamado “Gobernator” (Arnold Schwarzeneger) que alguna vez ví en TV Abierta : The Running Man; donde una sociedad futurista disfruta de una versión extrema de Big Brother. Supongo que no soy el único que pensó en la similitud, e incluso en “The Internet Movie Database” (http://www.imdb.com) ambas producciones tienen ratings similares.

A pesar de no ser un concepto original me parece que en la insipiente y nada prometedora cartelera cinéfila nacional, The Hunger Games es probablemente la mejor opción, y al menos en mi caso, pienso que valió el boleto y los aditamentos adicionales. Es una peli cumplidora … pero como simpre no espero que me crean, sino que tomen su propia decisión, y recuerden cuidar lo que comen.

PD : Les recuerdo que todas las imágenes y los elementos multimedia son propiedad de sus respectivos autores. Es un gusto volver a hablar de un tema favorito. Espero que esta historia los entretenga como a mi y nos veremos pronto. Hasta la Próxima.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s