Caminos y Sueños

30 ciclos alrededor de Helios.

Saludos estimados lectores. Han pasado algunas semanas desde mi última publicación en este espacio. He extrañado compartir con ustedes los desvarios y alucines que caracterizan este espacio, pero ciertas actividades me han mantenido ocupado y entretenido. Hay una cantidad increible de temas que podría comentar con ustedes, pero he elegido un par que espero sea de su agrado. Comencemos.

Industria : En nuestro país muchas de las ideas que funcionan razonablemente bien en otros lugares suelen ser muy mal entendidas y, lo que que es mucho peor, pésimamente implementadas. Una de tales ideas es la democracia, otra es la indústria y desde luego tenemos la educación. En México la “academia” está mucho muy alejada de la indústria por falta de interés de ambas partes.

Aquellos egresados de la “académia” suelen tener serios problemas para entenderse con los encargados de las diferentes “indústrias”. Debido a esto más de uno opta por convertir la “Ciencia” en su modo de vida, lo cual en si mismo es genial, pero me parece que el problema son los motivos que suelen llevarlos a tomar esta decisión. Vivir “becado” mientras se genera, pero también con bastante frecuencia se recicla, conocimiento es una indústria en nuestro país.

Para lograr la preparación de estos “profesionales del conocimiento” existen los llamados posgrados de las diferentes universidades públicas y privadas de todo el país. En estos sistemas se comparte conocimiento de alta especialidad y se obtienen como resultado nuevos “maestros” y “doctores” dispuestos a explorar las fronteras de nuestro entendimiento de la realidad.

La ciencia debiera propiciar un ambiente lo más democrático posible, todos aquellos dedicados a ella se reconocen como iguales, tanto los que llevan una vida buscando respuestas, como aquellos que apenas comienzan a tratar de resolver su cuestionario personal, o a ayudar a resolver el de alguién más. Esto ocurre de manera bastante razonable en muchos lados, pero con una menor frecuencia de la debida en nuestro país.

Los sistemas de capacitación de estos profesionales y especialistas estan patrocinados en su mayoria por “El Estado” vía el CONACYT. Siendo sistemas conformados y dirigidos por humanos, y en especial por mexicanos, suele haber muchas fallas, más de una envídia, varias obstrucciones entre aquellos dedicados a un mismo campo, y desde luego la falta de capacidad de los propios estudiantes. Como resultado de esto y varios factores más ya han desaparecido algunos de estos sitemas de posgrado.

Identificar y entender las razones de que estos posgrados tengan una productividad menor a la esperada es fundamental, pues de no hacerlo no solo se ven afectados los integrantes actuales del mismo, sino que se ponen en riesgo las oportunidades de los futuros interesados para acceder a este conocimiento. Así pues los tutores/asesores y alumnos de cualquier posgrado tienen un responsabilidad no solo consigo mismos sino con las futuras generaciones.

Una de las razones de mi ausencia de este espacio es que he tenido el privilegio de participar en uno de tales esfuerzos por identificar las causas de problemas y retrasos en la formación de estos profesionales. En un país con tanta hambre y necesidades no debiéramos darnos el lujo de permitir que espacios de esta naturaleza estén en riesgo, ni mucho menos desaparezcan. Ya comentaré con ustedes algunos de los resultados de este esfuerzo. Espero de verdad que lleguen a ser buenas noticias …

Ciclos : Todos los tenemos, emocionales, profesionales, afectivos y un largo etcétera. Uno de esos ciclos es el de la edad. A cada recorrido de nuestro planeta alrededor de la estrella local, que llamamos SOL, lo hemos denominado AÑO. Para muchas personas es un motivo de celebración el hecho de cumplir un ciclo más sin mayores incidentes. Desde luego también hay casos en los que el/la susodich@ prefiere ignorar el paso del tiempo.

La edad suele brindar experiencias, conocimientos, perspectivas, alegrías, decepciones y una cantidad considerable de otras cosa más. Como decía, mientras algunos celebran otros lloran. El paso del tiempo nos vuelve “viejos” y esa es una cualidad poco apreciada en la zoociedad de hoy en día tan obsesionada con la juventud y la “belleza”. En un marco social donde es más importante el “como te ves” que el “quien éres” eso es algo comprehensible.

La indústria, los comerciantes y buena parte de la ignorante zoociedad han convencido a muchos de los habitantes de este mundo de que el hecho de envejecer es algo negativo; que el hecho de tener canas o arrugas es símbolo de menor valía. Si tenemos como parámetro de valor nuestra apariencia y no nuestra experiencia, capacidad, valores y demás, pues es claro y entendible que muchas personas sufran un trauma irreparable cada vez que cumplen años.

La indústria se beneficia mucho de este hecho: cremas y ungüentos milagrosos que “previenen el envejecimiento”; pinturas y polvos que “disimulan la edad”; el culto a la imagen y el desprecio a todo lo demás. Hoy en día es dificil encontrar a alguién que se diga orgullos@ de su edad y las experiencias asociadas con ella. Los hay, pero me parece que cada vez son menos. Estos ciclos solares tan inoportunos para muchos, tan valiosos para una minoría cada vez menor, valga la rebuznancia.

Trés décadas no son nada, pero por alguna razón los múltiplos de diez suelen impresionar a más de uno. Comparadas con el tiempo de existencia de México, son más bien poco; comparadas con la edad de nuestro planeta, son menos aún; comparadas con la edad de nuestro sistema solar, son verdaderamente insignificantes; comparadas con la edad del universo, son mucho menos que nada … pero para mi han sido mucho muy divertidas.

Durante 30 años he tenido la oportunidad de compartir con varias personas pequeños momentos en el tiempo, una serie de lugares en el espacio, y todo ello me ha permitido llegar a ser quien soy y lo que soy. No puedo decir, con total honestidad, que sea alguien sobresaliente ni importante, al menos no si tomamos en cuenta los parámetros que utiliza la zoociedad, pero me siento razonablemente feliz del papel que he desempeñado como hijo, hermano, amigo e integrante de la humanidad.

Durante el tiempo que lleva abierto este espacio he podido compartir con todos ustedes, mis estimad@s lectores, algunos de esos pequeños triunfos y experiencias que me dispongo a conmemoraar en algunas horas. Es en buena parte gracias a ustedes, y a este espacio, que el día de hoy tengo una perspectiva diferente sobre mi vida, sobre mis sueños y ambiciones, y sobre mi rol como ser humano en general, y mexicano en particular.

Desde estas líneas les agradezco sinceramente a mis familiares, amigos, compañeros y conocidos, desde luego a mis lectores, pero sobre todo a mi MADRE, por seguir acompañándome en este viaje. Como les dije hace algún tiempo, tengo la convicción de seguir siendo bloguero hasta que el último aliento de vida haya abandonado mi cuerpo, lo que espero que ocurra cuando sea un hombre viejo, arrugado, lleno de canas pero también de experiencias, experiencias que procuraré compartirles, paso a paso.

MUCHAS GRACIAS.

PD : Algo preocupado, y también algo cursi, lo reconozco, pero como siempre les agradezco el tiempo que han dedicado a leer esta líneas. Espero hallar más tiempo y más ideas absurdas para compartir con ustedes … Les recuerdo que las imágenes presentadas son propiedad de sus respectivos autores …Hasta pronto.

Estándar

One thought on “30 ciclos alrededor de Helios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s