Astronomia., Caminos y Sueños

Luces Celestiales.

Esta es una crónica que escribí hace varios meses, pero que debido a que me habían comentado que sería publicada en la gaceta de la UAM-I no la había colocado en este espacio. Finalmente resultó que su publicación no está garantizada y por ello he decidido que es tiempo de que finalmente vea la luz de sus pantallas, espero les agrade.

Los pasados 24 y 25 de Febrero de este año, un grupo de alumnos de la comunidad estudiantil de la UAM-Iztapalapa, por iniciativa del Capítulo Estudiantil de la IEEE en la UAMI, visitamos las instalaciones del: “Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica” (INAOE, antes: Observatorio Astronómico Nacional de Tonantzintla) ubicado en Tonantzintla.

Salimos de las instalaciones de la UAM-Iztapalapa a las 14:30 Hrs del Jueves 24 con destino a Tonantzintla Puebla; a donde arribamos alrededor de las 18:00 Hrs. Una vez que confirmamos nuestra llegada con el personal de seguridad del INAOE, y dado que la primera de nuestras actividades comenzaría hasta las 19:00 Hrs, varios de nosotros nos dirigimos hacia los establecimientos cercanos para poder comer o refrescarnos mientras esperábamos. A las 19:00 Hrs nos dirigimos finalmente hacia el interior de las instalaciones del INAOE para participar de la actividad denominada “Observación Nocturna”.

Hasta donde pudimos saber, esta actividad era un adelanto de la llamada “Noche de las Estrellas”, que se llevaría a cabo el 26 de Febrero en distintas sedes de todo el país. Realizada en los alrededores de la “Camara Schmidt”, la “Observación Nocturna” nos permitió justamente eso, observar mediante el uso de un telescopio profesional a tres de los llamados “cuerpos celestes”: Júpiter, Las Pléyades y La Nebulosa de Orión. Durante esta actividad muchos de nosotros tuvimos la oportunidad de maravillarnos, como seguramente lo hicieron los primeros hombres, al contemplar el cielo nocturno y sus infinitas maravillas.

Al término de esta actividad, se nos permitió el acceso al interior del edificio donde se encuentra uno de los equipos de astronomía más relevantes de la astronomía mexicana: La Cámara Schmidt del INAOE. Nuestro guía de ese día nos platicó un poco sobre la historia de INAOE, de la astronomía mexicana y por supuesto de la Cámara Schmidt; en todos estos sucesos jugó un papel fundamental Luis Enrique Erro Soler (también fundador del IPN). Terminada la plática, nos dirigimos hacia nuestro hotel, donde cenamos y nos preparamos para las actividades del día siguiente.

El día viernes 25, nos levantamos temprano, disfrutamos de un sabroso desayuno y nos dirigimos rumbo a las instalaciones del INAOE, ubicadas a unos 40 mins del Centro Histórico de la Ciudad de Puebla. El viaje ocurrió sin incidentes mayores y llegamos a tiempo para nuestra segunda jornada de actividades. La primera etapa de nuestra visita fue nuevamente la Cámara Schmidt, lo que a más de uno nos pareció un “Déjà Vu”, pues habíamos estado en ese mismo lugar la noche anterior.

Posteriormente visitamos el “Telescopio Solar”, el cual fue donado al instituto por, adivinen, Luis Enrique Erro quien, de acuerdo a la leyenda, utilizó el dinero que le otorgó el entonces presidente Lázaro Cárdenas para tratar su problema de sordera, y en lugar de ello adquirió dicho telescopio y se lo dono al entonces “Observatorio Astronómico Nacional de Tonatzintla”. Así pues, Luis Enrique Erro antepuso la adquisición de este instrumento astronómico a su salud y bienestar personal.

La siguiente actividad de nuestro itinerario fue una ponencia impartida por el Dr. Miguel Ángel Gutiérrez de Anda, quien en algún momento formo parte de la plantilla de profesores de la UAM- Iztapalapa, donde nos comentó de manera breve algunas de las actividades que se llevan a cabo en este lugar, sobre la interacción de las diferentes secciones que lo componen, y de manera particular, sobre su área de trabajo: El Diseño de Circuitos Integrados.

Por último pudimos visitar el Laboratorio Nacional de Nanoelectrónica. De acuerdo con la persona encargada de esta etapa de la visita, uno de los objetivos de este laboratorio es el “… ayudar en el desarrollo de tecnología de punta a nivel nacional…“. Al tratarse de un centro de investigación, no entra dentro de sus parámetros de operación la producción en masa de este tipo de tecnología, sino la ayuda en el diseño y prueba de nuevos dispositivos surgidos de la academia y la generación de recursos humanos de alta especialidad.

De esta manera, durante nuestra visita a las instalaciones del INAOE pudimos apreciar tres telescopios, de los cuales pudimos utilizar uno, participar en una plática de divulgación, así como visitar un laboratorio de Nanoelectrónica, si bien solo pudimos estar en el recibidor por cuestiones de higiene del mismo. Al terminar esta actividad dimos por concluidas las actividades dentro del INAOE. Dada nuestra cercanía con la localidad de Cholula, decidimos visitarla para poder comer, relajarnos un par de horas y posteriormente emprender el regreso a la Ciudad de México.

El regreso fue bastante más tardado de lo que originalmente se tenía planeado, debido a un accidente ocurrido en las cercanías de la caseta de entrada a la zona metropolitana de Puebla, lo que nos ocasionó, junto a otros cientos, y quizá miles, de viajeros una demora de aproximadamente 3 Hrs. Salvo este incidente, en el cual afortunadamente no nos vimos directamente involucrados, el resto del trayecto ocurrió sin novedad, permitiéndonos regresar a las instalaciones de la UAM-Iztapalapa a las 22:15 Hrs del día Viernes 25, con lo cual dimos por terminada nuestra visita al INAOE en Tonatzintla, Puebla .

Así pues, en el pasado més de Febrero pude visitar unos de los poco conocidos centros de “Alta Especialidad” con los que cuenta nuestro país y disfrutar de las maravillas del cielo como si las tuviera a unos centímetros de mis manos. Sigo pensando, trás varios meses de ocurrida la visita, que quizá una de las razones por las que la “Ciencia” y la “Tecnología”  son despreciadas en nuestro país es por la falta de información. Hasta el momento en que planeamos esta visita yo no tenía ni idea de que en México existiera un lugar semejante al INAOE.

Otra de las cosas que siguen rondando por mi mente es que en este país necesitamos muchísimas más personas con la curiosidad, la iniciativa y el compromiso que, de acuerdo a “la leyenda” mostró el Sr. Luis Enrique Erro mientras caminó entre nosotros los mortales. Recordemos que otra de las cosas insignificantes en que este hombre participó, es en la fundación del IPN, nada mal ¿eh?.

A mi desde siempre me han fascinado los cielos nocturnos y esas “luciernaguillas” que hacen de nuestras noches algo menos oscuras y mucho más divertidas, suelo disfrutarlas de manera muy especial cuando visito el rancho de mi abuelo en el estado de Oaxaca, donde las noches son más obscuras y mucho menos aburridas que en la ciudad. Espero que se den muy pronto la oportunidad de maravillarse con las estrellas, en donde quiera que ustedes se encuentren, y se permitan soñar con la “eternidad” y el “infinito” que nos llega mediante ellas desde los confines del universo. Hasta La próxima.

Fotos : Itzel García Gonzáles.

Estándar

One thought on “Luces Celestiales.

  1. Jolumo dice:

    Te felicito por tan excelente narrativa de tu experiencia vivida dentro del campo de la astronomía y por describir y conocer un poco mas del ilustre Luis Enrique Erró . Y como siempre orgulloso de tu alma mater la famosa casa abierta al tiempo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s