Caminos y Sueños, Sociedad Feudal

Un Agradecimiento …

El llamado “Día De Las Madres” suele ser una excusa para portarnos con hipocresía, realizar otra celebración tonta y gastar dinero a lo bestia. Resulta que esta fecha es como varías otras (por ejemplo el “Día del Amor y la Amistad“) en cuanto a que es una fecha diseñada para fomentar el consumo, pero se diferencía de todos esos por el objeto de celebración: La Madre.

Resulta que debido a que los seres humanos seguimos siendo una raza primitiva, es necesaria la existencia de este tipo de días y celebraciones pues de otro modo muchos humanos ni siquiera recordarían que tienen madre, y quizá algunos de verdad no la tengan, y no, no porque haya fallecido sino por otras razones algo más patéticas y menos conmovedoras.

Independientemente de que seamos hombres o mujeres todos tenemos un origen común, el vientre de una mujer: Nuestra Madre. Esa es una de las razones por las que, a nivel personal, considero que levantar la mano en contra de una mujer, especialmente si eres su hijo, es un crimen de “lesa humanidad“; pero ustedes y yo sabemos que este tipo de situaciones no solo no disminuyen sino que de hecho se incrementan día con día, triste y patético ¿verdad?.

Tanto como a muchos de nosotros nos agrada creer que las madres son una especie de ángeles en la tierra, la verdad nos abofetea una vez más y nos saca de nuestro error. Todos los días tenemos noticias de madres que maltratan, venden, prostituyen y lastiman a sus hijos e hijas. Cierto es que tal conducta barbárica es parte de la “Condición Humana“, pero no puedo dejar de preguntarme ¿Todas las mujeres traerán por defecto el “chip” necesario para realizar el papel de madres? ¿Ese “chip” que llamamos románticamente “Instinto Maternal”?.

Desde mi perspectiva ese llamado “Instinto Maternal” no es más que un mito, pero es innegable que hay mujeres dispuestas a realizar sacrificios verdaderamente extremos en favor de sus hijos e hijas. Es mi parecer que el hecho de que una madre sea “buena” o no depende más bien de una serie de decisiones, comenzando por la decisión de ser madre, y del caracter propio de la mujer que alguna vez ha llevado una “nueva vida” en su interior. Existen también condiciones culturales y afectivas que abonan en favor o en contra del futuro desempeño de una mujer como madre.

A un nivel personal me siento profundamente agradecido hacia la mujer que me dió la vida, una mujer indigena, sin instrucción académica pero con una fuerza, decisión y vocación que han sido mi ejemplo desde que tengo uso de mi conciencia y recuerdos. Mi madre ha sido una mujer que, a pesar de su poca cultura, cultura tal y como la suelen definir los “entendidos e iluminados“, ha mostrado mayor sentido común y compromiso hacia nosotros, sus hijos, que muchas mujeres con “formación académica” y “cultura“.

Ella me ha comentado en diversas ocasiones que la sensación de llevar una vida en su interior ha sido la mejor experiencia que le ha ocurrido en su vida. Para mi ella cumplió los dos roles, de madre y padre, pues en mi caso fue “Madre Soltera“; a diferencia de mis hermanos para quienes si hubo una “figura paterna” más bien débil y patética, pero la hubo. Mi madre tiene una cantidad considerable de defectos, pero ¿Que humano no los tiene?; y precisamente es debido a esos defectos que mi admiración hacia ella es aún mayor.

Hace algunos meses escuché una frase que me parece bastante acertada, si bien no la recuerdo de manera exacta, una buena aproximación es la siguiente: “El papel de los buenos padres es someter a sus hijos a dosis controladas de dolor, íra y frustración…” pienso que ello es más bien complicado, en especial hablando de las madres; pero sin duda es necesario pues finalmente nuestra vida en el “seno de la família” no es más que un “simulacro” de la vida a que nos enfrentaremos en el “mundo real” y el papel de los padres, y en este caso de las madres, es prepararnos para enfrentarla con éxito y pienso que mi madre ha tenido un éxito especial en esta tarea.

El mensaje que vemos durante estas fechas por todos lados es que la única forma de agradecerle a nuestras madres es comprarles “esto o aquello” y que mientras más caro mayor es el amor y agradeciemiento que demostramos; pero yo pienso que el poder de un “Gracias Mamá“, un “Te quiero Mamá” o simplemente “Un Abrazo” no puede ser comprado por nadie en ningún lugar.

Espero que todos y cada uno de nosotros no solo hoy, sino todos los días, seamos agradecidos de los trabajos, esfuerzos y sacrificios que realizan nuestras respectivas madres en nuestro favor. Para aquellas mujeres que, como mencioné, hieren y lastiman a sus hijos, deseo sinceramente que reflexionen y rectifiquen lo más pronto posible. De verdad, con toda sinceridad, cariño y respeto, desde estas humildes líneas para todas las madres de este país y este mundo : ¡¡ Muchas Felicidades !!

LA MAMÁ MÁS MALA DEL MUNDO :

Yo tuve la mamá más mala de todo el mundo… Mientras que los niños no tenían que desayunar, yo tenía que comer cereal, huevos y pan tostado. Cuando los demás tomaban refrescos gaseosos y dulces para el almuerzo, yo tenía que comerme mi almuerzo.

Mi madre siempre insistía en saber donde estábamos. Parecía que estábamos encarcelados. Tenía que saber quiénes eran nuestros amigos.Insistía en que si decíamos que íbamos a tardar una hora, solamente nos tardáramos una hora.

Me da vergüenza admitirlo, pero hasta tuvo el descaro de romper la ley contra el trabajo de los niños menores. Hizo que laváramos trastes, tendiéramos camas, aprendiéramos a cocinar y muchas cosas igualmente crueles. Creo que se quedaba despierta en la noche pensando en las cosas que podría obligarnos a hacer. Siempre insistía en que dijéramos la verdad y solo la verdad.

Para cuando llegamos a la adolescencia ya fue más sabia, y nuestras vidas se hicieron aún más miserables, se volvió posesiva. Nadie podía tocar el claxon para que saliéramos corriendo. Nos avergonzaba hasta el extremo, obligando a nuestros amigos a llegar a la puerta para preguntar por nosotros. Mi madre fue un completo fracaso. Ninguno de nosotros ha sido arrestado. Cada uno de mis hermanos ha servido a su patria.

¿A QUIÉN DEBEMOS CULPAR DE NUESTRO TERRIBLE FUTURO? Tienen razón, a nuestra madre.

Vean de todo lo que nos hemos perdido: Nunca hemos podido participar en una demostración y actos violentos y miles de cosas mas que hicieron nuestros amigos. Ello nos hizo convertirnos en adultos educados y honestos … Usando esto como ejemplo, estoy tratando de educar a mis hijos de la misma manera.

Porque verán… yo doy gracias a Dios por haberme dado a ‘LA MAMÁ MÁS MALA DEL MUNDO’.


Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s