Ciencia Loca, Energía, Sociedad Feudal

2 Neuronas Radiactivas.

Pues bien, heme de nuevo aqui para tratar de ordenar un par de las ideas descontroladas que rondan por mi cerebro, o lo que me sirve para tal efecto. En esta ocasión el tema es de reelevancia no nacional, sino internacional y algunas de sus implicaciones van más allá de mi vida y la suya. Suena bastante importante ¿verdad?, pienso que lo és y espero ser claro, pero sobre todo entretenido … arrancamos.

Tragedia: Ya en este momento es inútil tratar de hacerme el chistoso y presentarles los antecedentes de un hecho de todos conocido, cási hasta el hartazgo, y que es tema de discusión desde hace varios días: EL Gran Terremoto de la Costa Este de Japón. Hoy sabemos que la magnitud del siniestro fue de 9.0 Grados Richter y que se han presentado más de 100 réplicas, nada despreciables en su magnitud, desde el mismo.

La magnitud del desastre no parece provenir directamente del sismo; es decir, no es consecuencia directa de edificios caídos entre cuyos escombros hayan perecido cientos de personas, no; la magnitud de la tragedia, entendida como la pérdida de vidas humanas, es consecuencia de un efecto secundario bastante más imprevisible y letal dadas las condiciones geográficas propias de Japón: El Tsunami Ocasionado por el Terremoto.

Este Tsunami que afectó principalmente las prefecturas de Iwate, Miyagi y Fukushima en la región de Toohoku, donde automóviles, embarcaciones y demás despojos arrastrados por el mar enfurecido a través de las calles de Sendai capital de la prefectura de Miyagi, causando la pérdida de miles de vidas, son parte de las imágenes que han quedado grabadas “al fuego” en nuestras mentes.

Disciplina: Como ya se ha dicho hasta el hartazgo, no solo ahora ni en estas líneas sino desde hace mucho tiempo, el pueblo japonés es bastante perfeccionísta y disciplinado, o por lo menos han vendido esa imágen de si mismos. Acostumbrados a vivir en el llamado “Cinturón de Fuego“, al cual también pertenece México, que es una de las regiones más sísmica y volcánicamente activas de nuestro planeta, prefieren prevenir que lamentar.

Al menos desde 1916 con la construcción del Hotel Imperial de Tokyo de manos del arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright, se establecieron normas de construcción muy severas. Cuando en 1923 ocurrió el Gran Terremoto de Kantoo (que cobró la vida de por lo menos 140 000 personas) y dicho hotel sobrevivió con daños menores, quedó claro que iban por buen camino. Complementando estas normas, Japón ha construido una cultura de prevención a todos niveles que ha rendido los frutos que todos hemos presenciado en los últimos días.

Me parece que a buena parte de la población de nuestro querido México, nos queda claro que no estamos, ni siquiera cerca, de poder afrontar una situación medianamente similar a la que hoy sufre el pueblo Nipón. Deberíamos estarlo pues desde nuestra propia tragedia el 19 de Septiembre de 1985 se ha pronosticado que un evento similar, o incluso peor, ocurrirá en algún momento del tiempo en nuestro país.

Cuando hemos padecido negligencias en la edificación de viviendas, como las del Edificio Nvo. León en Tlatelólco, resulta dificil pensar que estamos preparados. Cierto es que han pasado más de 25 años desde entonces, pero ustedes y yo sabemos que las normas y leyes de nuestro país son por lo general letra muerta, que la corrupción vive hoy como vivía entonces, y ni hablemos de una cultura de la prevención, pues con un simulacro por año, dificilmente podemos considerarnos “cultos” o preparados en ese aspecto.

La tragedía del pueblo japonés es inmensa, los daños materiales son incuantificables, y ni hablemos de las perdidas humanas, las cuales se estiman en alrededor de 10 000, cifra que muy probablemente quedara rebasada ampliamente. La serenidad de la población nipona, actos de saqueo y rapiña mínimos, entre otros elementos dan cuenta de la naturaleza de este pueblo y su preparación para afrontar situaciones como esta. Pero ha surgido una controversia mucho más interesante por sus orígenes y alcances no solo para Japón sino para toda la humanidad.

Expectación: Resulta que Japón cuenta con más de 50 reactores nucleares de donde obtiene cerca del 22.50 % de su energia eléctrica (Datos provenientes de Wikipedia). Como consecuencia del terremoto, y del Tsunami que le siguió, se han presentado problemas de operación y enfriamiento en algunas de ellas; en particular en la planta de Fukushima Dai-Ni (Fukushima 2) localizada en la población de Nahara, distrito de Futaba en la prefectura de Fukushima.

Esta planta de generación eléctrica que opera mediante la llamada energía nuclear por fisión (es decir, dividiendo átomos de Uranio mediante el “disparo” de neutrones a su núcleo) es la que más dolores de cabeza le está ocasionando al gobierno Nipón y a la industria nuclear en todo el mundo. La planta de Fukushima Dai-Ni es del tipo BWR (Boiling Water Reactor), lo que implica que calienta agua mediante combustible nuclear y utiliza el vapor resultante para mover sus turbinas y generar así la energía eléctrica, como una tetera pero mucho más grande y peligrosa.

Como sabemos, para generar vapor requerimos algún nivel de calor, y justo ahí es donde se tiene el problema: los sistemas de refrigeración han fallado. Derivado de la falla de los sistemas de refrigeración podría darse una explosión del “Núcleo” del reactor que es donde está el combustible radioactivo. Si desean mayores detalles les recomiendo pulsar este enlace donde se dá una explicación bastante clara (en Inglés) al respecto,  y se comentan las posibles consecuencias del peor de los escenarios.

Ahora, me gustaría retomar la discusión que se ha generado en torno a los riesgos de la energía nuclear, la conveniencia de su utilización y demás (considerando mis propias limitaciones en su conocimiento). Me parece bastante interesante el hecho de que muchas personas y Medios de (Des)Información siguen en el afán de comparar la situación actual con aquel evento nefasto ocurrido en el Reactor 4 de la Planta Nuclear de Chernobyl, Ukrania, en 1986.

Primero, comparar la capacidad de los técnicos Japoneses con la de los técnicos socialistas-mal pagados de la Unión Soviética de 1986 es absurdo. Segundo, el desastre de Chernobyl fue ocasionado por la soberbia del régimen comunista, que ocasiono negligencia en la operación del reactor, es decir: Error Humano. Tercero, si el ser humano desea satisfacer sus necesidades energéticas, sin riesgo, ninguna de las tecnologías actualmente en uso debería de continuar siendo utilizada, así de dramático el asunto.

Queda claro que a quienes tienen las riendas de la generación de energía e insumos a partir del uso de combustibles fósiles, lo cual nos queda claro que es una práctica anacrónica y que no ha sido abandonada por los enormes intereses que hay detrás, seguirán echando pestes sobre el uso de la Energía Nuclear. Quienes hoy claman “Desastre Nuclear” olvidan convenientemente el reciente incidente con un pozo profundo de extracción de petroleo: El Incidente del pozo “Deepwater Horizon” a cargo de British Petroleum en El Golfo de México.

Cierto, el uso de la energía nuclear tiene enórmes riesgos incluso si se hace siguiendo las más estrictas normas de seguridad en su operación, imagínense si se hace de manera irresponsable. La realidad es que la humanidad no ha invertido lo suficiente en la investigación y desarrollo de las llamadas “energías verdes” (Energía Eléctrica Solar, Utilización de Biocombustibles generados a partir de productos de desecho, etc …). La industría automotriz ha continuado imponiendo el uso del motor de “Combustión Interna” que ha demostrado ser extremadamente ineficiente, y solo en fechas recientes han aparecido los llamados “Motores Híbridos“.

Y así podríamos seguir enumerando lo que hemos dejado de hacer. La energía nuclear es una alternativa, muy riesgosa sin duda, pero una alternativa al fin y al cabo. Démonos cuenta de que antes del catastrófico evento de Japón, debido a causas “naturales“, no habíamos sabido de ningún incidente grave como consecuencia del uso de ractores nucleares, lo que desde mi perspectiva indica que hemos aprendido mucho desde el desastre de Chernobyl y que hoy somos tan eficientes, como es humanamente posible, en su uso.

Es indudable que la humanidad requiere de nuevas formas de satisfacer sus necesidades energéticas, los combustibles fósiles pronto dejarán de ser una opción, no solo por los daños al medio ambiente, sino que literalmente el petróleo se está acabando y su costo lo hará inaccesible para la mayoría de los mortales. Necesitamos hacer más eficientes y tan inócuas como sea posible el resto de las teconologías de producción de energía que conocemos, para lograr una mejor relación costo/benefício y poder entonces “masificar” dichas tecnologías.

De esta manera, la tragedia ocurrida en Japón en los últimos días ha revivido el debate sobre la utilización de la energía nuclear. Se nos olvida que somos humanos, es decir: IMPERFECTOS, y que como tales, todo lo que hacemos es, cuando menos, tan imperfecto como nosotros. Los desastres naturales son y seguirán siendo imprevisibles, lo mejor que podemos hacer es estar preparados para lo peor, y parece ser que los Japoneses lo están.

Finalmente, ustedes, el resto de la humanidad y yo, sabemos que si existe un pueblo capaz de superar una crisis como la actual,  ese pueblo es el Japonés. Desde estas humildes líneas envío mis mejores deseos hacia el “País del Sol Naciente“, esperando que el pueblo Nipón muestre una vez más el valor, coraje, inventiva y capacidad que buena parte del resto de la humanidad les admiramos. Hasta Pronto.

PD: Nuevamente les agradezco sinceramente a aquellos que se han tomado unos minutos de su valioso tiempo para visitar este espacio donde suelo presentar algunas opiniones e ideas, ideas que mantienen ocupadas a #Mis2Neuronas. Les recuerdo que las imágenes y los elementos multimedia son propiedad de sus respectivos autores. Hasta la Próxima.

 

Estándar

One thought on “2 Neuronas Radiactivas.

  1. Jolumo dice:

    Antes que nada un afectuoso saludo a mi estimado amigo Fernando y aprovecho para agradecerte el interés que pusiste a este articulo el cual fue una petición en parte de un servidor.. No cabe duda que como en todos tus post pones a trabajar tus 2 neuronas y logras resultados excelentes..
    Siendo breve comentare que Japón es y ha sido un pueblo fuerte de arraigadas tradiciones culturales, religiosas y filosóficas y que a pesar de haber enfrentado grandes desastres naturales y humanos, ha logrado levantarse y continuar como la gran potencia que es.
    Ojalá esta terrible situación que pasa con el pueblo nipón sirva para concientizarnos un poco a la humanidad entera y en especial a sus dirigentes lo delicado que es nuestro planeta y que la naturaleza también es un factor eñ cual debemos cuidar y sobre todo respetar.
    Me despido dando un verdadero aplauso a este interesante articulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s