Circo, Maroma y Teatro, De polaca y cosas peores, La telera nuestra de cada día, Sociedad Feudal

Gritos y Sombrerazos.

En los últimos días hemos vista toda una nueva cruzada por la defensa de la tan llevada y traida “Libertad de Expresión” encabezada por sus dos más grandes paladines: Telerisa y TV Azquea. Cierto es que estos dos engendros son solamente parte de aquellos que se han rasgado las vestiduras, una vez más, pero lamentablemente su poder de influencia sigue siendo tan grande, que la conciencia zoocial colectiva nuevamente ha caido en sus garras…Pero ¿Cuál es la causa de tan grotesco y desproporcionado espectáculo?

Bueno, pues resulta que se trata de la película documental “Presunto Culpable“. Como ya muchos deben saber, en este documento/producto se retrata una de las tantas aplicaciones deficientes de lo que los conocedores del medio legal gustan en llamar como “El Debido Proceso“. Sin embargo este, que es el tema principal del susodicho producto, ha sido totalmente ignorado en favor de una supuesta “censura” por parte del poder judicial. Aquellos partidarios de las teorías de la conspiración y el compló han encontrado pues una nueva trinchera.

Resulta que la juez Blanca Lobo Domínguez ordenó la “suspensión provisional” de la promoción y exhibición del documental. Dicha suspensión responde al hecho de que Victor Daniel Reyes Bravo, principal testigo de cargo en el caso que se le siguió a Antonio Zuñiga (Nuestro Héroe en turno), alegó que cuando se realizó la filmación del documental él era menor de edad y nunca autorizó la utilización de su imagen para el mismo.

Los datos sobre la primera suspensión están bien documentados en medios tanto nacionales como internacionales, pues de ese tamaño ha llegado a ser el desmadrito este. Digo la primera suspensión, pues resulta que el día de ayer (Martes 8 de Marzo de 2011) “El Sexto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa“, nombres largos para compensar poca eficiencia, revocó la “suspensión” argumentando “prejuicio del interés social y el orden público“, o algo así. De esta manera tenemos una “suspensión de la suspensión“, que permite nuevamente la exhibición y comercialización del documental, y nos deja a todos en suspenso (mala broma ¿verdad? :D).

Como dije, se ha armado todo un revuelo internacional bajo el argumento de una supuesta censura, cuando como algunos de mis conocidos y yo coincidimos en que todo este circo podría muy bien ser atribuido a la impericia y descuido de los productores de la cinta, sus promotores y demás. Parece una torpeza bastante rara el hecho de que los productores no hayan solicitado la autorización del ahora demandante para el uso público de su imagen, siendo abogados deberían de haberlo considerado ¿No les parece?.

Es probable que el susodicho se hubiera negado, en cuyo caso bien podrian haber hecho un “Blur” (Distorsión) del rostro del chavillo ese y evitarse toda esta bronca. Según he escuchado, su argumento para no hacerlo así es el hecho de que este fulano participaba de un “Juicio Público” y por tanto tal autorización era innecesaria, pero, sabiendo los callos que iban a pisar me parece francamente absurdo que no hayan solicitado dicha autorización, digo, nomás para “curarse en salud” como solemos decir por acá.

Por otra parte, cuando hablamos de “censura” nos imaginamos un proceso violento, sin mediación de justificación alguna y sin consideración de ninguna índole; mientras que en este caso tenemos un problema de “conflicto de derechos e intereses” : “El derecho a la libertad de expresión y a la información” Vs “El derecho a la privacidad“. De acuerdo con aquellos que gustan del compló, el hecho de que una persona con el nivel educativo de ese pobre peón (hasta donde sé 5to de Primaria) haya urdido una estrategia tan sofisticada para detener la exposición del documental, da lugar a muchísimas suspicacias.

Dejando lo anterior como parte de los tan queridos “sospechosismos”, tenemos un verdadero circo mediatico donde el duopolio televisivo nuevamente se erige como defensor último de las causas populares, la información y, por lo tanto, la libertad de expresión. Siendo el Mexicano un pueblo de cortas miras y aún más corta memoria, se le han olvidado las propias afrentas hacia tales libertades que estos “Medios Masivos de Comunicación” han perpetrado en contra de toda la nación.

De estas , la que más viene a mi mente en este momento es la del pasado 5 de Noviembre de 2010,(al respecto escribí en su momento algo llamado “Cambio de Manos“). Ahora sin embargo vuelven a ostentarse como defensores de la información que ellos mismos se niegan a dar, de la libertad de expresión que ellos mismos pisotean cada vez que les es posible, a menos claro que convenga a sus mezquinos intereses.

La famillia de Juan Carlos Reyes Pacheco, por cuyo asesinato, o participación en el mismo, Antonio Zúñiga fué puesto en prisión por más de 2 años, asegura que fue objeto de presiones de parte de Layda Negrete (abogada de Antonio y productora del documental) para consentir la filmación. Se dicen agraviados moralmente, indignados por la parcialidad y manipulación que hace el filme de la tragedia vivida por ellos, y víctimas de la impunidad pues ahora no hay ningún responsable por la pérdida que sufrieron.

Debo decir que, desde mi perspectiva, lo que parece desear la familia es el castigo de alguien, quien sea, para poder sentirse algo más seguros y tranquilos, y eso no es justicia, sino la búsqueda de un “chivo expiatorio“. Así pues, tenemos que el objetivo original del documental (cuestionar la forma de impartir “justicia” en este bendito país) ha sido puesto de lado, en favor de poder practicar uno de nuestros deportes favoritos: Pegar de gritos y dar sombrerazos a diestra y siniestra.

En méxico basta que alguien grite “Fuego !!” para que todos repitamos el mismo grito, en este caso particular el grito fue “Censura !!“. Se ha demostrado, la primera “suspensión” otorgada por la juez Blanca Lobo parece haber sido otorgada de manera inadecuada, la presión social parece haber surtido efecto, pero al final se resolvió en los cauces creados para tal fin y no en las calles o las redes sociales. En favor del escándalo mediático se han olvidado algunas de las preguntas que plantea “Presunto Culpable”: ¿Como mejorar el sistema de justicia mexicano? ¿Como sancionar a los jueces y ministerios públicos corruptos e ineficientes? ¿Porqué las investigaciones necesarias para decrubrir “la verdad legal” no se realizan? ¿Son los juicios orales la solución a nuestros problemas de justicia?.

Mientras en México sigamos trivializando las cosas, mientras sigamos permitiendo que aquellos que se han cansado de despreciarnos y desinformarnos (Televisoras, Medios Masivos de Comunicación, Poder Legislativo, etc…) se ostenten una y otra vez como defensores de nuestros intereses, cuando en realidad solo defienden los propios; mientras sigamos reaccionando desde las entrañas; mientras dejemos de hacernos las preguntas importantes; mientras no tengamos memoria de lo que ocurrió más allá de 5 minutos en el pasado, no lograremos ese cambio tan deseado y necesario.

Que bueno que ha regresado este documental a las salas de cine, considero que los hechos que presenta son interesantes e importantes, dignos de provocar una y mil reflexiones. No permitamos que la bomba de humo creada a su alrededor nos aleje de esas preguntas y reflexiones importantes, no trivialicemos el contenido de este documental, procuremos recordar que los problemas no se arreglan gritando más alto o dando el sombrerazo más fuerte. Parece que este asunto legal, en torno al “conflicto de derechos”, no ha terminado aún, mantengamos la cabeza fría y esperemos el resultado final.

PD: Nuevamente les agradezco sinceramente a aquellos que se han tomado unos minutos de su valioso tiempo para visitar este espacio donde suelo presentar algunas opiniones e ideas, ideas que mantienen ocupadas a #Mis2Neuronas. Les recuerdo que las imágenes y los elementos multimedia son propiedad de sus respectivos autores. Hasta la Próxima.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s