Caminos y Sueños, Cinefília

Ave Sucia.

La semana pasada anduve nuevamente por terrenos más o menos pantanosos, eso de la política y los medios relacionados con ella suele levantar demasiadas pasiones. Por otro lado, y como posiblemente mis lectores habrán notado, a principios de este año lancé un par de publicaciones relacionadas con una de mis grandes pasiones: El Cine. Pues en esta ocasión vuelvo a la modalidad opinador cinéfilo, asi que: Comencemos.

Desde hace ya varias semanas esperaba la llegada a México de una película que, de acuerdo a mis fuentes, no podía dejar de disfrutar: “Black Swan” (El Cisne Negro). Esta película le valió la nominación al “Oscar 2011” a la mujer que ha poblado las fantasías de millones de hombres alrededor del globo (Natalie Portman); es sabido que los llamados “Premios de la Académia” no siempre coinciden con el gusto y las opiniones del público menos “instruido” pero más entusiasta del séptimo arte, pero algún parámetro debemos tener ¿O no?; veamos entonces la razón de tal nominación.

(Atención: En los siguientes párrafos se detallan algunas partes de la historia, si pretendes ir a verla al cine, detente en este momento) Comenzamos en la nada, vemos brazos y piernas en movimiento, vemos Ballet. una hermosa mujer se mueve frente a nuestros ojos, la verdad resulta dificil quitarle los ojos de encima (pervs 😀); pero algo no va bien, se le ve tensa y asustada. Finalmente vemos que es lo que le causa temor, un ser obscuro la acosa, ella trata de huir pero evidentemente es inútil, en el vacio solo estan ella y este ser… cuando de repente, ella despierta, ha sido solo un mal sueño solo eso … ¿O No?

Es así como conocemos a Nina (Natalie Portman), nuestra protagonista, quien apenas despertar de este mal sueño comienza a hablar sobre el con alguien a quien no vemos de momento pero que resulta ser su madre. Es evidente que Ninaes una bailarina de ballet, pues trás ponerse sus zapatillas y unas mallas comienza con sus ejercicios de estiramiento. Al parecer hay algo grande en puerta y Erica, la mamá de Nina, está segura de que su adorado tesoro obtendrá el estelar de la siguiente puesta en escena. Nina se retira hacia sus ensallos, con gran entusiasmo se dirige hacia el auditorio, pero algo no anda bien pues aparecen sombras en la periferia de la visión de Nina, sombras que no deberían estar ahí.

Apenas llegar al auditorio, se percibe un ambiente de tensión, las bailarinas y demás miembros de la compañia comentan entre murmullos los problemas financieros que enfrenta el lugar, la falta de interés del público por su trabajo en las historias que ya han sido vistas una y mil veces. La “avanzada” edad de Beth (Winona Rider) la estrella legendaria del grupo complica aún más la situación; es claro que una nueva estrella es necesaria. Cuando el director y productor de la compañia de ballet, Thomas Leroy (Vincent Cassel), dá a conocer que la siguiente obra será “El Lago de los Cisnes” también se anuncia la búsqueda de la bailarina que interpretará el rol principal: La Reina Cisne.

Contra todas las esperanzas de Erica, el rol principal de la obra no será asignado, sino que habrá una audición de la cual saldra la afortunada o afortunadas que interpretarán a La Reina Cisne (tanto en su bello e inocente lado puro, como en su contraparte desafiante y obscura), tomando en consideración que ha llegado una nueva bailarina a la compañía, Lily (Milena “Mila” Kunis), quien posee muchas de las características de las que Nina carece, el panorama no es ni mucho menos alentador. Nina es sin duda una bailarina extremadamente dedicada, de acuerdo a lo que hemos visto hasta el momento, con una técnica prácticamente impecable y sin ningún problema para interpretar al Cisne Blanco … pero, en caso de salir airosa de la audición, ¿Será capaz de proyectar la sensualidad, audacia y fuerza que el cisne negro requiere?.

Así comienza nuestra nueva aventura, a la clásica velocidad de 24 cuadros por segundo, vemos como Nina pelea con todo su ser por salir airosa, primero de la audición, y después de la inmensa carga que conlleva el tener el trabajo de toda la compañía sobre sus hombros, pues un fallo del estelar es un fallo de todos los bailarines en su conjunto. Nina, cuya vida ha sido el ballet, prácticamente desde su nacimiento, no conoce y parece no desear otra vida … ¿Pero es esa la realidad? o solamente el resultado de vivir una vida que no es la suya, sino la de su obsesiva madre, quien alguna vez fue una bailarina que nunca destacó, y que, al llegar Nina a su vida, terminó con su carrera.

Lo Bueno: Las emociones. Natalie Portman transmite por cada uno de sus poros su angustia e inseguridad. Siendo, como es, una perfeccionista obsesiva, no tolera la idea de perder ante nadie, muchísimo menos ante sí misma y sus debilidades. En la lucha por mantener su papel, se verá forzada a sumergirse cada vez más en su propio lado obscuro. Reconocerá sus deseos más íntimos y salvajes (incluido por supuesto su deseo irrefrenable de amar y ser amada por su productor). Decubrirá los preliminares del placer sexual, algo desconocido y atemorizante para alguien que jamás ha perdido el control de manera voluntaria. Esto y más es fiel e intensamente transmitido hacia nosotros por la Natalie durante su interpretación de Nina.

Lo Malo: El rictus de dolor que jamás abandona las hermosas facciones de Nina. Cierto, como mencioné anteriormente, Natalie transmite, a mi parecer muy bien, las emociones que atraviesan la mente y el espiritu de Nina, pero yo a nivel personal siempre he tenido conflictos con esos “rictuses” de dolor permanentes (Por ejemplo Frodo en “El Señor de los Anillos”). Es eficiente el 80% de la película para proyectar los diferentes conflictos del personaje, en particular el relacionado con la libertad de Nina de las cadenas puestas sobre ella por su sobreprotectora y controladora madre, pero cerca del final, esa expresión me llego a parecer insufrible.

Todos tenemos un lado obscuro, nos empeñamos en negarlo pero es así; la mayoría lo reprime tanto como les es posible, otros más lo conocen pero lo aislan, y algunos cuantos lo exploran medianamente, y muy pocos lo conocen bien y lo aceptan como parte de si mismos. El camino de descubrimiento de esta parte de nuestro ser suele ser atemorizante y doloroso, muchos jamás lo superan y terminan con una serie de conflictos de por vida, con tendencias suicidas ante el horror de lo que descubren en las partes más recónditas de su mente, en el fondo de su ser, o en casos extremos, en monstruos consumidos por la osbcuridad ¿Recuerdan a Hitler?.

Esta me parece una buena película al mostrar algunos aspectos de ese camino de autodescubrimniento y libertad; lo atemorizante que puede ser esa misma libertad y los cambios que suelen venir con ella; al mostrar que a veces la perfección y la belleza vienen, no del control, sino de los impulsos, la fuerza y pasión descontrolada de nuestras más profundas emociones y deseos. Como he mencionado, el autodescubrimiento y la aceptación de esa obscuridad suelen constituir un camino dificil, pero todo cambio lo es, y el cambio es parte de nosotros y la naturaleza misma de todas las cosas. Espero disfruten de “Black Swan” y, si se animan a explorar más en sus propios demonios, tal y como Nina lo hace, sobrevivan para compartir juntos una nueva aventura en la siguiente ocasión.

PD: Nuevamente les agradezco sinceramente a aquellos que se han tomado unos minutos de su valioso tiempo para visitar este espacio donde suelo presentar algunas opiniones e ideas, ideas que mantienen ocupadas a #Mis2Neuronas. Les recuerdo que las imágenes y los elementos multimedia son propiedad de sus respectivos autores. Hasta la Próxima.

Estándar

2 thoughts on “Ave Sucia.

  1. Pingback: Tweets that mention Ave Sucia. « DarkPaladinX's Blog -- Topsy.com

  2. Jolumo dice:

    Interesante narrativa que aportas a la cinta, digna de cualquier profesionista de la critica del 7º arte. Desafortunadamente mi comentario se ve limitado a que a pesar de tu notificación previa a este post, por razones personales no he tenido la oportunidad de ver esta película.
    Pero puedo comentar que he escuchado y leído muy buenas referencias de su protagonista Natalie Portman quien nació siendo actriz y la recuerdo en estos momentos en las cintas como El Perfecto Asesino y en las de Star Wars y puedo opinar que es desde mi punto de vista de ser la ganadora del Oscar por su participación en esta cinta.

    Te felicito Fernando por tus interesantes redacciones que ya se han vuelto una costumbre de mi parte leer cada semana… ¡¡FELICIDADES!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s