Ciencia Loca, Cinefília

Coctel de especies.

Es muy posible que alguna vez hayan escuchado lo siguiente: “… los humanos estamos tan preocupados por si podemos hacer una cosa, que no nos detenemos a pensar en si debemos hacerla …” Pues bien, el día de hoy vengo a platicarles nuevamente sobre cine, y precisamente esta frase tiene mucho que ver con la película sobre la que me dispongo a opinar: SPLICE (en México le adicionaron: “Experimento Mortal“).

Esta es la segunda película que disfruto en lo que va del recién estrenado 2011 (la primera fue: Megamente, por segunda vez XP ), y la verdad es que mis expectativas sobre ella no eran demasiado altas. El género “Sci-Fi / Thriller / Horror” fue bastante maltratado el año pasado, solamente tomemos como ejemplo “SkyLine“, pero debo decir que quizá no fue tan mala decisión el que mi segunda visita a las salas cinematográficas de este año haya sido para ver esta película de origen Canadiense.

Para aquellos familizarizados, y quizá interesados, con aventuras donde una serie de estúpidos que se hacen llamar “Científicos” juegan a ser “Dios“, o alguna otra entidad metafísica con capacidad de crear vida, y obtienen como resultado insectos gigantes, mutantes de algun tipo o seres mitad “Homo sapiens” mitad algo más, dejenme decirles que SPLICE es una decente nueva adición a este sub-género. (Atención: Si pretenden ir a verla al cine sería conveniente evitar los siguientes 3 parrafos)

Pues bien, en esta ocasión tenemos nuestro típico laboratorio dedicado al desarrollo de productos de ingeniería genética, el nombre en turno es N.E.R.D. (Nucleic Exchange Research and Development). N.E.R.D. cuenta con por lo menos un equipo de desarrollo, presumiblemente conformado por “Genetistas” y otros profesionales relacionados con este campo, de donde destacan nuestros protagonistas, quienes obviamente son los líderes del proyecto, Clive Nicoli (Adrien Brody) y Elsa Kast (Sarah Polley). Clive es un hombre poco dado a seguir las reglas y sin embargo de caracter más bien debil; prácticamente siempre está sujeto a los caprichos y deseos de Elsa, quien es su pareja sentimental. Elsa es una mujer decidida, quien al igual que Clive siente poco aprecio por las reglas, pero obviamente inestable y con algún trauma derivado de la relación con su madre.

El equipo liderado por nuestros dos científicos locos ha estado jugando con el ADN de diferentes especies, combinándolas para obtener un híbrido que les permita sintetizar algun gen, o proteína, que pretenden utilizar en la ganaderia y posiblemente también en la agricultura; todo lo anterior es, desde luego, para mejorar la calidad de vida de sus congéneres humanos. Obteniendo, trás mucho tiempo una pareja de híbridos relativamente estables, el socio capitalista de N.E.R.D. (Alguna Farmacéutica Internacional sin definir) les ordena comenzar la síntesis del gen, pues los recursos destinados al proyecto comienzan a volverse una carga.

La intención de Clive y Elsa es diferente de la de sus patrocinadores, ellos pretenden realizar nuevos experimentos agregando ADN humano a su ya de por si divertido coctel inter-especies. Como es de esperarse, el patrocinador se muestra interesado pero renuente, pues muy posíblemente la comunidad internacional no mostraría la apertura y tolerancia que nuestras dos almas desinteresadas desearían, y por lo tanto se niegan. Sin importar la opinión de su socio, deciden llevar a cabo su deseada nueva etapa, más por interés e insistencia de Elsa , “…solamente para ver si somos realmente capaces de hacerlo…” es el endeble argumento de Elsa, que finalmente convence a Clive. Trás varios frustrados intentos, finalmente obtienen un conjunto de células que incluye su coctel previo más algunos genes humanos. El experimento debería terminar ahí, pero nuevamente Elsa sigue sus impulsos y arrastra a Clive a tratar de obtener un embrión y quizá un espécimen vivo … ¿Lo lograrán?, de hacerlo ¿Que consecuencias tendrá la creación de este nuevo ser multiespécie?.

He de hacer la anotación de que, en este sub-género, es común que la mujer sea la parte más arriesgada y menos reflexiva de todos los personajes; otros productos representantes del género como “Deep Blue Sea” (Dra. Susan Mccallister) o “Species” (Dra. Laura Baker), lo demuestran. En la búsqueda de un “fín superior” estos hombres, y particularmente estas mujeres, estan dispuestos a omitir o violar cualquier regulación existente. Las consecuencias de tales atrevimientos suelen ir de lo cómico a lo grotesco, o de plano lo extremadamente peligroso. Durante el resto de la película vemos un poco más del perfil psicológico de nuestros dos protagonistas mientras juegan con su coctel y tratan de enseñarle a hacer “El Muertito” y otras gracias.

Otras cosas presentadas durante esta película, incluyen sexo no explicito, dos actos de lo que calificaré como Sexo-Zoofílico-Multiespecie (si, como supongo, ustedes son más inteligentes que su servidor, y desconocen el término zoofília, realmente no les recomiendo que lo busquen con demasiado entusiasmo) el segundo de los cuales está curiosamente entremezclado con una violación y forma parte del Clímax de la historia; un par de mutilaciones, algo de Salsa Catsup mezclada con Kool-Aid de Cereza a manera de sangre, y más desvarios de una mujer traumada y su pareja sin caracter. De manera muy particular he de resaltar mi interés en la psicología de Elsa, quien durante toda la película, incluso después de sufrir una experiencia por la cual muchas mujeres se tirarían del puente más cercano, mantiene una actitud obsesiva, manipuladora, ambiciosa y, en mi opinión, francamente absurda y detestable.

Dirigída por Vicenzo Natali (más conocido por su trabajo en “Cube” o “El Cúbo“), producida por el mexicano Guillermo del Toro (“El Laberinto del Fauno“, “Hellboy 1 y 2“), estelarizada por Adrien Brody (“The Pianist“) , Sarah Polley (“Dawn of the Dead“, Versión del 2004) y Delphine Chanéac ( ??? ), SPLICE es una película que si bien es atrevida en algunos momentos, es absurda en otros y no deja de pertenecer a un género que ha sido bastante maltratado y menospreciado. Sin embargo me parece que esos pocos momentos en que se muestra como un producto irreverente y provocador no están tan mal logrados. En lo personal reí mucho mientras la veía, siendo que debería de haber estado tenso y quizá asustado, pero ello es probablemente debido a que mi mente ya se encotraba dañada de antemano.

A pesar de lo anterior, reconozco que, por momentos, no es una película fácilmente digerible para la mayoría de las personas pues, además de mi, pocas personas demostraron alguna sonrisa o emoción alguna al salir de la sala de cine. SPLICE juega con los defectos y la estabilidad mental y moral, sin tintes religiosos de ninguna clase, de sus personajes; lo cual entiendo que no sea asunto de risa para la mayoría de las personas del “Mundo Mundial Civilizado” ni mucho menos para el “Religioso, Devoto y Moralino” pueblo mexicano, pero a mi me entretuvo, o por lo menos me hizo reir, y la recomiendo como comedia, no como lo que pretendía ser.

Como siempre, en estas líneas presento únicamente mi opinión al respecto y espero que ustedes decidan por sí mismos si la inversión en este producto y sus complementos (Nachos, Palomitas y Refresco, o algún otro) vale la pena. Lo que si me atrevo a comentarles es que, a diferencia de aquellos con quienes compartí la sala en esta ocasión, no lleven a ningún infante o niño menor de 13 o 14 años, pues en caso de que cuente con una cierta capacidad de atención, y si bien no hay nada demasiado violento o explícito, es posible que vea algunas escenas no aptas para el / ella (la película es clasificación B, pero al parecer algunos padres hicieron caso omiso de ella). Finalmente, les presento el “Trailer” de SPLICE, al fin y al cabo: “… ¿Que es lo peor que puede pasar?…

PD: Como en cada ocasión, les agradezco por su tiempo y atención a este espacio y en particular a estas líneas; y les recuerdo que los elementos multimedia aquí presentados son propiedad de sus respectivos autores.

 

Estándar

One thought on “Coctel de especies.

  1. Jolumo dice:

    Interesantísimo lo que escribes y muy cierto sobre la revolución genética en este siglo, ahora se presenta en este ficción el cual si ahora es catalogado como tal, quien dice que en unos años o décadas esto aparezca en la realidad.. Yo vi la película hace un par de semanas y dentro del ramo del entretenimiento le doy un 10. Aunque desvirtúa un poco la imagen de Brody quien se puso los zapatos grandes en El Pianista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s