De polaca y cosas peores, Sociedad Feudal

Esperanzas, vanas esperanzas.

Saludos. En esta ocasión me dispongo una vez más a compartirles algunas ideas sin sentido, que rondan por mi cabeza o lo que me funciona para tal efecto; un par de temas que estoy seguro ustedes conocen bien y que realmente me provocan sentimientos encontrados, pues no sé si debería reír de tan absurdas o llorar hasta quedarme sin aliento. En orden de inutilidad: La conferencia sobre el cambio climático en Cancún y Los primeros diez años del PAN al frente de la administración de este país.

Prioridades: Desde hace ya por lo menos seis meses, y de manera discreta pero persistente, las instancias gubernamentales relacionadas con el medio ambiente y la administración de los recursos naturales mexicanos, nos han venido vendiendo la idea de que México, particularmente Cancún, Quintana Roo, sería el lugar donde se trataría de establecer el nuevo esquema que seguirá la humanidad para enfrentar el inminenete y despiadado fenómeno que conocemos como: Cambio Climático.

La verdad sea dicha, por muy desesperanzadora, cruel y estúpida que parezca es que solamente los idiotas y los soñadores pueden esperar que, de un evento mediático e inútil como el que se está desarrollando en Cancún, la humanidad o nuestro país vaya a obtener algo mejor que un conjunto de discursos bonitos, fotos grupales con una serie de hipócritas sonriendo y buenos deseos, los cuales de acuerdo a la sabiduría popular son la materia de que está pavimentada la avenida hacia el infierno, si es que tal lugar de verdad existe.

Creanme cuando les digo que hoy no me encuentro en un estado particularmente negativo, pero me parece que soy lo suficientemente sensato para darme cuenta de que mientras el 99.9 % de la población de este planeta, comenzando por aquellos que tienen el suficiente “poder político y económico”, o una buenísima cantidad de “influencia social” y por tanto tienen verdadera capacidad de iniciar el cambio tan necesario, no se encuentren en este evento, o cualquier otro semejante, y asuman de verdad el compromiso por la salvación de nuestro planeta y por lo tanto de nuestra especie, todo este circo de Cancún no es más que una simulación absurda e inútil.

Mientras como comunidades, ciudades, estados, países, y en general como especie, continuemos con un serio problema de prioridades nuestro planeta, y nosotros con él, estamos irremediablemente condenados. Como especie los, autodenominados de manera bastante pretenciosa,  “Homo Sapiens” seguimos en la estúpida idea de que nuestra casa solamente abarca las cuatro esquinas de la habitación en la que pasamos cada noche de nuestras cortas, y en ocasiones, inútiles vidas. En nuestra especie existen personas que poseen y hacen gala de un grán poder económico, exhibiendo abrigos, tapetes y recubrimientos hechos con pieles de animales exóticos: pero también hay personas que, bajo el argumento de una falta de oportunidades de desarrollo depredan y destruyen todo recurso natural disponible a cambio de unos centavos, con los que alimentan hoy a su descendencia, pero condenándola a vivir un mañana sin esperanza posible de vida; ambos grupos de personas evidentemente viven en el error.

Como dije, tenemos un problema de prioridades, el costo económico de realizar un cambio de manera voluntaria en el modelo de vida que tiene nuestra especie sin duda sería altísimo; pero de no tomar medidas en este momento, en muy pocos años será demasiado tarde y entonces, ni toda la riqueza de la humanidad completa podría hacer una diferencia significativa. Precisamente yo le preguntaría a aquellos grandes poseedores y concentradores de la riqueza económica de este planeta, quienes se niegan a tomar cualquier medida pues sus ganancias corporativas disminuirían dramáticamente: ¿Beberemos pesos cuando el agua potable sea escasa?, ¿Comeremos dolares cuando la deforestación y la desertificación de nuestra tierra sea irreversible?, ¿Respiraremos euros u yuanes cuando la calidad de nuestro aire lo vuelva irrespirable?

Aquellos de nosotros que tuvimos el dudoso honor de nacer durante el siglo pasado recibimos un planeta estable y bello, que permitía el desarrollo, la vida y la búsqueda de la felicidad para todo aquel dispuesto a iniciar tal búsqueda; lo que estamos entregando a las nuevas generaciones, como consecuencia de nuestra irresponsabilidad, avarícia y estúpidez en general, es un planeta que parece determinado a terminar con todos nosotros como la plaga que parecemos ser.

Desencanto: A un nivel más pequeño, pues solamente abarca a mi México querido, el día de hoy 1 de Diciembre de 2010 se cumple el cuarto aniversario de que Felipe Calderón asumió el mando de la administración pública de este país; y con ello sumamos diez años ya en que los desígnios del Partido Acción Nacional (PAN pá los cuates) han regido la vida de todos los ciudadanos de esta bella nación. Los especialistas, quienes se supone se han preparado toda su vida para poder interpretar la realidad, nos dicen algo que el pepenador más humilde e ignorante del tiradero de basura más pequeño y recóndito de este bendito país sabe: Esta primera década del siglo XXI es una década perdida.

Parafraseando un argumento que me parece muy válido y acertado de una persona a la que respeto y admiro mucho, Denise Dresser: “…Claro que tenemos resultados de estos diez años de adminitración panista: El aparentemente inminente regreso del PRI a la mansión de Los Pinos…”. A principios de esta década perdida, muchos mexicanos creyeron las dulces y seductoras palabras de un “charrito monta perros” llamado Vicente Fox; el cual utilizando su tristemente célebre grito de guerra “Hoy … hoy … hoy” prometió juzgar y condenar a todas y cada una de las “Tepocatas, Alimañas y Víboras Prietas” de México (mediante estos cariñosos y tiernos adjetivos es que se refería el tipejo este a sus adversarios del PRI).

Para quienes entonces comenzábamos a ser conscientes de nuestro entorno, así como de las túrbulentas y nauseabundas aguas políticas que rigen nuestros destinos, resultó obvio que a este indivíduo le quedaban grandes “las botas” de la administración nacional. Sin embargo la mayoría del pueblo mexicano, inocente, confiado y #@!*&$@¡ como suele ser, creyó en estas promesas vacías, con la idea de que bastaba con poner a un personaje diferente en el despacho de Los Pinos para que mágicamente todo tomara un curso mejor sin la necesidad de que como sociedad cambiásemos un ápice (no nos sintamos tan mal, nuestros vecinos del norte acaban de cometer un error similar hace solo un par de años, y miren que ellos dicen ser mejores ciudadanos que nosotros para su nación).

Por: "El Fisgón"

El hombre, aunque yo lo califico de burda imitación de uno, que al recibir un “cheque en blanco” de parte del pueblo mexicano, en la esperanza de que lograría comenzar los cambios que los pocos ciudadanos con que contamos habían venido exigiendo desde hace mucho tiempo, dilápido ese capital político y social al encontrar mucho más fácil convivir con los creadores del régimen revolucionario que enjuiciarlos como se lo exigían aquellos que lo colocaron en esa posición de privilegio.

Hoy todos los mexicanos, o por lo menos una muy buena parte, quisiéramos tener nuestros 5 minutos, y algunos hasta un par de años, frente a los dirigentes de este partido político y en particular frente al presidente en turno, para poder gritarles a todo pulmón una cantidad infinita de groserías, de golpes, balazos y demás linduras, a fin de demostrar nuestro enojo, desacuerdo, desencanto, rabia, etc … por la forma en que han tomado nuestros impuestos, pero sobre todo nuestros sueños y esperanzas, y los han destruido mientras nos escupen a la cara y sonrien con cinísmo.

Pero no dejemos que las apariencias y la rabia nos engañen; cierto es que las dos administraciones PANistas son algo que desearíamos jamas haber conocido; pero también es cierto que no solo ha sido el PAN, sino que la clase política y empresarial toda, nos ha demostrado su absoluta incapacidad para dirigir los destinos de este país. Por otro lado, tanto como nos encanta a los “mexicanos de a pie” el repartir culpas y librarnos así de toda responsabilidad, como sociedad no hemos desempeñado, ni de lejos, un mejor papel que nuestros dirigentes y gobernantes, no solo en esta última década, sino a lo largo de toda nuestra historia.

Como habitantes de este país, pues me duele saber y decir que México tiene realmente muy pocos ciudadanos, insultamos y nos quejamos amargamente del sistema inequitativo, corrupto y desigual cuando nos es adverso; pero lo alabamos, alimentamos y felicitamos cuando nos “ayuda” a alcanzar algún inútil objetivo, o nos permite la evasión de nuestras responsabilidades mediante la omnipresentemordida“. No me cabe duda de que muchos añoran los tiempos pasados cuando se pactaba con los delincuentes “por debajo de la mesa” y teníamos una “pax PRIana“, pero a esos mismos estúpidos se les olvida ,o en el peor de los casos lo ignoran de manera consciente, que lo que cosechamos el día de hoy es lo que le ayudamos a sembrar al PRI durante más de 70 años de gobierno federal, y seguimos ayudando en más de 20 estados de la república, en los cuales no ha habido tal “alternancia del poder“.

Actualmente tenemos otra imitación de líder y estadísta, que el pueblo eligió para librarse del fantasma mediático conocido como “Peligro para México“. Un adefesio pequeño, débil e inútil; que para ocultar estas sus grandes virtudes inició una guerra sin sentido, con la finalidad de legitimar su “llegada al poder“, contra el gran mal que detenía el desarrollo de México: El crimen organizado y el narcotráfico. Desafortunadamente olvido en su “inocencia“, siendo al fin y al cabo un “hombre pequeño” y de cortas miras, que los verdaderos lastres para el desarrollo de este país, los verdaderos enemigos, se sentaban con el a la mesa y lo entretenían con malabares, charlas y risas. Contra ellos decidió no luchar, pues precisamente fueron ellos quienes crearon la psicósis y el terror que le permitió alcanzar tan alta y codiciada posición

Por: "Helguera"

Así pues, cuando se cumple esta primera década del “cambio“, que según estos mismos especialistas que mencioné anteriormente y otros más, marcó el inicio de nuestra incipiente, costosa y aparentemente inútil democracia hemos visto dos personajes: El charro monta-perros que pasará a la historia por intercambiar un “cheque en blanco” por unos centavos, cuando pudo hacerlo por miles de millones; y El pequeño y débil títere de La Maestra“, a quien incluso pinocho podría derrotar en juego de verdades y mentiras, y cuyas victoria pirricas tienen a nuestro México al borde del colapso. ¿Quien de ustedes levantará su copa conmigo para brindar por tan magníficos personajes y esta fantástica década en que les hemos permitido jugar con nuestro país? ¿Quien de ustdes me ayudará a seguir soñando con la vuelta a ese pasado revolucionario glorioso, de manos del “Astroboy” o “Del Peje”? ¿Cuantos de nosotros dejaremos de ser habitantes y tomaremos finalmente la decisión de convertirnos en ciudadanos para luchar por nuestro destino,nuestro país y nuestro mundo día con día?

PD: Como siempre, les agradezco sinceramente a todos aquellos que me obsequian con unos minutos de su tiempo. Les deseo todo el éxito que puedan alcanzar y me permito recordarles que todas y cada una de las imágenes aquí presentadas son propiedad de sus respectivos autores. Hasta Pronto.

Estándar

2 thoughts on “Esperanzas, vanas esperanzas.

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo hermano, creer que con un discurso se va a poder hacer un cambio en el clima, jajaja, de verdad absurdo y una pregunta: por que en Cancún?, no es por nada pero eso solo pinta para ser un día de asueto y con paga. Pero que se le va a hacer, lo único que nos queda es hacer el cambio nosotros y poder enviar a la chingada a todos esos supuestos lideres del cambio.

    Con respecto a los 10 años que lleva el pan en la presidencia pues que podemos decir, ni a quien irle, no hay diferencia entre ninguna corriente política, ¿o si? 😉

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s