Historia y Cultura, Mito Bicentenario, Sociedad Feudal

Tragedia Sin Respuesta.

¿ Buen Día ?.

Pues este mitológico “Mes Bicentenario” entra en su recta final. Hemos sido testigos de una celebración opulenta y vacía , hemos sido testigos de la celebración de la libertad en el interior de una prisión de miedo. Este mes no solo representa la celebración de una serie de mentiras que, de tanto repetirse, se asemejan hoy a una realidad más bien mediocre, no, también indican la conmemoración de una serie de tragedias, antiguas y nuevas, y el surgimiento de una pregunta cuya respuesta quisiéramos, con toda el alma, desconocer.

Hace 25 años, un sismo sacudió los cimientos de la Ciudad de México, pero no solo físicamente, sino moral e intelectualmente. Ante la incapacidad de un gobierno pos-revolucionario encabezado entonces por Miguel de La Madrid,  una parte de la sociedad civil de la Cd. de México llevo a cabo hechos sin precedentes, de acuerdo con los que lo presenciaron pues en ése entonces su servidor contaba 3 años de edad, de solidaridad y valentía que al día de hoy perduran en la memoria colectiva de esta ciudad.

Edif. Nvo. León en Tlatelolco

Dicen aquellos entendidos que en ese fatídico 19 de Septiembre de 1985, a las 07:19 Hrs, nació la “Sociedad Civil“. Es curioso que al parecer a los habitantes de esta ciudad se nos olvida con frecuencia que México abarca un poquito más que las 16 delegaciones que componen el Distrito Federal, y aseguramos muy convencidos que “Ése día, México Cambió“. Yo no puedo afirmar tal cosa, es más, pienso que nadie puede, pero el hecho es que ese día lo que sí cambió fue la historia de esta ciudad  y su visión de sí misma. Miles de vidas se perdieron a causa de este “Desastre Natural” que naturalmente, valga la rebuznancia, contó con la colaboración de la corrupción de ese entonces; la cual permitió la construcción, por ejemplo, del Edificio Nuevo León en Tlatelolco, entre otros muchos inmuebles, que obviamente fue construido con las patas, sin respetar norma alguna, y que se volvió un símbolo de la ayuda que el gobierno prestó para que esta tragedia se pudiese consumar.

Hoy, una nueva tragedia nos devuelve a nuestra realidad tras tantas luces multicolores en el cielo de la capital: El sureste mexicano está bajo el agua. En parte como consecuencia del paso del Huracán Karl, pues pienso que la corrupción e ineficacia nuevamente jugaron su obsceno papel, buena parte del estado de Veracruz y de otros estados del sureste mexicano se encuentran bajo el agua; particularmente triste es el caso de Tlacotálpan (Patrimonio Cultural de la Humanidad). Se menciona en los medios que hay por lo menos un millón de afectados, miles de familias que lo han perdido todo, algunos incluso la vida, y que no hay precedentes de una tragedia similar. El sureste otra vez, ese sureste al que el resto del país parece haber considerado desde siempre como un “México de Tercera“, hoy solicita nuestra ayuda y por supuesto debemos dársela.

Tlacotlapan Ver. bajo el agua

Pienso también que todo este rollito del Bicentenario-Centenario, con sus “colosos” y “desfíles” multitudinarios, con sus “conciertos” en Reforma y en La Plaza de la Constitución, con su despliegue del “poder militar“, nada significa para aquellos habitantes de esa región de México. Triste es que para que el pueblo mexicano lleve cabo un intento de unidad, tenga que intervenir la “Madre Naturaleza” y abofetear cruelmente a aquellos que menos tienen. Hoy, como quizá en 1985, la tragedia nos obliga a la unión, más allá de nuestras diferencias económicas y culturales, ideológicas y de credo, de color de piel y muchas más.

Y para rematar este fantástico y prometedor escenario, hace unos días, solo unas horas después de la celebración del “Grito que nos dió Patria y Libertad“, dicha libertad fue, de nueva cuenta, brutalmente arrebatada a otro mexicano: El fotógrafo del “Diario de JuarezLuis Carlos Santiago Orozco de 21 años de edad. Este fotógrafo fue asesinado en el estacionamiento de un centro comercial de Cd. Juarez el jueves 16 de Septiembre, donde también resultó herido un compañero suyo. A consecuencia de este hecho, el Domingo 20 del presente el editorial  de este medio impreso realizó una pregunta sencilla en su formulación, y escalofriante en sus orígenes: ¿QUE QUIEREN DE NOSOTROS?.

Metamorfósis de la Censura

Anteriormente esa pregunta iba dirigida al gobierno federal en manos del PRI y a la Secretaría de Gobernación, que era su brazo sensor – censurador. Hoy, esta pregunta va dirigida a los diferentes grupos delictivos que han secuestrado a buena parte del norte del país, y en particular a Ciudad Juarez Chihuahua, y la verdad es que la posible respuesta que el crimen organizado pueda dar me aterra de verdad. Responsable de este hecho es sin duda el gobierno en sus tres niveles; a nivel federal no solo la “administración” de Calderón es responsable, sino por lo menos los últimos 3 gobiernos priístas (De la Madrid, Salinas y Zedillo) y por supuesto el nefasto sexenio Sahagún-Fox (el “charrito consentido). Yo considero que igualmente responsables son las respectivas “sociedades civiles” de cada ciudad y estado donde al PRI cuya incapacidad para, en el pasado: prevenir, y en el presente: actuar, es y ha sido evidente, se le ha permitido el permanecer “ejerciendo el poder.

Como sociedad hemos fallado, pues somos y hemos sido indolentes y comodinos ante la falta de honestidad y transparencia que hemos padecido, solapado y utilizado a “nuestro favor” durante décadas. Hoy que nuestra actitud reclama su pago, lloramos y reclamamos al cielo y al gobierno por las acciones que tanto ellos como nosotros fuimos incapaces de realizar. “NO HAY GOBIERNOS EFICACES SIN SOCIEDADES VIGILANTES Y PARTICIPATIVAS” dicen aquellos que han dedicado su vida al estudio del hombre y su historia. La Sociedad Mexicana actual deberá aprender esta lección, si es que acaso logra aprenderla, mediante la sangre de sus padres, madres, hermanos e hijos. Este parece ser, como ya dije, el justo precio de nuestra indiferencia, desunión e inactividad presente y pasadaMañana, cuando quizá se pueda superar este bache en nuestro camino, podremos volver a nuestro estado de indiferencia y desgana si es que somos lo bastante estúpidos para repetir el error que ya hemos cometido; pero será MAÑANA, porque HOY debemos trabajar unidos, si es que acaso queremos que de verdad exista ese Mañana para nosotros y aquellos que amamos.

Indignación ante ... ¿La Realidad?

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s