Historia y Cultura, Mito Bicentenario

Herederos de una Cultura… ¿Milenaria?

Buen Día.

Pues aquí estoy de nuevo, compartiendo otro alucine con ustedes. Como ya he mencionado, este mes estaré compartiendo “pequeñas” reflexiones acerca de los orígenes y pilares sobre los que se ha construido mi/nuestra nación: México. En esta ocasión procuraré ir un poco más atrás en nuestra historia para tratar de entender otra de las mentiras que nos hemos contado durante tanto tiempo, el hecho de que nos consideremos: La Raza de Bronce o Los Hijos del 5to Sol (y otros nombrecitos por demás pedantes e inadecuados que nos hemos dado a nosotros mismos).

En mi última entrada les comentaba de un folleto (“Viaje por la Historia de México“) distribuido por el gobierno para Ilustrar al Pueblo Mexicano en los hechos de su Gloriosa História, y me permití darle el “Beneficio de la Duda” y tratar de leer y comprender la “ultra-sintetizada” información contenida en sus 65 páginas efectivas. Este “viajecito”  va desde “Los Orígenes de Mesoamérica” hasta el “Fin de Siglo” (…del siglo XX por supuesto). Pues bien, el autor de este folleto (Luis Gonzáles y González) dedicó 5 “síntesis” a la Epoca Prehispánica, una de las cuales lleva por título “Los Pueblos Indígenas a la llegada de los Españoles“, de la cual cito el siguiente extracto:

Cuando los conquistadores entraron en la antigua Tenochtitlan, quedaron tan asombrados que creyeron estar viendo visiones. En medio de una laguna se había construido una ciudad mayor que cualquier otra contemporánea en Europa, enormes templos se levantaban sobre el agua como en un gran espejismo.

México Tenochtitlán

Independientemente de las fuentes consultadas por el autor para la redacción de este párrafo, una cosa si es clara: Este territorio, que hoy llamamos México, ya tenía una historia ,antigua,plural y rica, antes de la llegada de los “colonizadores/salvadores” provenientes de España (Llamada con “cariño“: La “Madre” Patria).  Pues bien, cuando los guerreros provenientes de España llegaron, al parecer quedaron maravillados ante las capacidades, de ingeniería y arquitectura al menos, alcanzadas por los “pueblos nativos“; no obstante, dicha admiración y asombro no impidieron los delirios de grandeza, riqueza y poder de La Corona Española y sus fieles guerreros, dando comienzo:  La Conquista. Sobre este particular, nuestro autor generó la síntesis titulada “La Ocupación Militar Española“, de donde cito el siguiente extracto:

La conquista de México significó la desaparición de los antiguos señoríos prehispánicos, pero de ningún modo la destrucción total de la antigua civilización mesoamericana; los antiguos reyes indígenas y los nuevos señores españoles emparentaron entre si, y dentro de un nuevo orden político gobernaron sus pueblos al lado de los sacerdotes cristianos, mensajeros de una nueva religión que sería compartida por todos los pobladores de la Nueva España.

Esta síntesis en particular me parece interesante por varias razones; en primer lugar por su título. Uno esperaría leer simple y llanamente : “La Conquista“, pero al parecer el autor, o quizá alguna otra “entidad” que revisó el texto previo a su publicación, consideró que una “Nación Independiente” no podía ser conquistada por una “Potencia Extranjera“, escogiendo para tal efecto un título menos “Agresivo” y más “Políticamente Correcto” como finalmente ocurrió.

Conquista de México

Por otra parte, esta síntesis es curiosa en su visión del hecho de La Conquista en si mismo. Cuando se mencionan: la audacia, la habilidadla suerte , como características de aquellos que perpetraron la masacre y el sinsentido del cual hoy somos resultado, y no la traición y la avaricia, entre otras cosas peores, me queda claro que algo no anda bien. Asimismo, la tesis principal del extracto que he citado parece sugerir que los gobernantes originales llegaron a un acuerdo con sus “salvadores” para co-gobernar los remanentes de su pueblo, lo cual, hasta donde mi limitado conocimiento de esta época abarca, no fue cierto. El autor también parece considerar que una civilización no puede ser destruida por el simple y risible hecho de ver sus ciudades  y su patrimonio cultural, histórico y artístico destruidos; y que tal civilización continúa existiendo mientras haya al menos un heredero vivo de la misma, una idea muy romántica pero inútil desde un punto de vista meramente práctico.

La entidad más importante encargada de “salvar las almas” de los “diabólicos y paganos” habitantes de este “Nuevo” Mundo fue: LaSantaIglesia. A este respecto, el autor de nuestro viaje realizó otra síntesis  bajo el título de: “La Evangelización“, de donde cito el siguiente extracto:

La labor principal de los misioneros fue implantar la fe cristiana entre los naturales por medio de la prédica, la preparación de catequistas, la redacción de doctrinas o catecismos y la administración de sacramentos como el bautizo o el matrimonio” … un poco más adelante se menciona: “Pero para alcanzar su propósito también destruyeron imágenes y libros indígenas, y persiguieron a aquellos que seguían practicando el culto a sus dioses. La labor evangelizadora de los frailes fue realizada con un enorme entusiasmo; muchos murieron a causa del agotamiento y la vida austera que llevaban.

Proceso de Evangelización

Es un hecho que los conquistadores no permitirían la supervivencia de las culturas nativas, al menos no de manera pública, y que se dieron a la tarea de someter a los pueblos nativos y toda su cultura, de  manera que la implantación de la “verdadera” fe y la “civilización” llegaran a este lugar olvidado de Dios. Por supuesto que había entusiasmo, habiéndose librado de “Los Moros” en su tierra natal, las diferentes congregaciones católicas de España tenían un nuevo “oasis de almas impuras” que requerían de sus servicios de guía y consuelo espiritual; si en el proceso de “salvación” perecían, que mejor, finalmente ya estarían frente  al “Creador” y habrían conocido, aunque sea en su último aliento, la “verdadera fé”.

Así pues, este nuevo viaje nos llevó por el Glorioso Pasado Prehispánico, así como también por los procesos de Conquista (tanto militar como espiritual) practicados por los españoles en este “Nuevo” Mundo … ¿Y todo esto para que?. Como dije en un principio, a muchos de nosotros se nos ha inculcado mediante el Sistema “Educativo” Nacional la idea de que somos La Raza de Bronce o Los Hijos del 5to Sol, pero ¿En realidad somos herederos de aquellas antiguas y ricas culturas que habitaban originalmente lo que hoy conocemos como México?. Yo desde luego no puedo considerarme como tal.

Mi Madre es originaria del estado de Oaxaca, de un pueblo de la sierra mazateca, al norte del estado; es hablante de uno de uno de los dialectos de la región: El Mazateco; el cual nunca me he preocupado por adquirir, ni siquiera el día de hoy. Dentro de esta comunidad, que uno pensaría está más en contacto con sus raíces y su cultura ancestral, existe tanto o más desconocimiento que en el resto del país. Lo sé, pues he tenido la oportunidad de platicar con algunos de los habitantes más ancianos de esta comunidad y han manifestado que su conocimiento no llega tan lejos ni tan profundo como cabría esperar. Así pues, si en algún momento existieron relatos o algún indicio de su pasado remoto, estos ya no existen más.

Códices e Historia

Si en una comunidad que conserva y utiliza de manera cotidiana algunos de los remanentes de las Grandes Culturas del Pasado, no hay una verdadera consciencia histórica de su pasado ¿Como podemos nosotros quienes ni siquiera hablamos, ya no digamos una lengua, un dialecto prehispánico, siquiera considerar el ser herederos de tales culturas? Siendo realmente sinceros ¿Cuantos de nosotros somos realmente conscientes de este pasado común?, ¿Que tanto sabemos de las formas, cosmovisión y costumbres de los habitantes originales de este maravilloso país?. No, la cultura de la que nos han dicho que somos herederos ya no existe, al menos no como nos han querido hacer creer. Fue mortalmente herida, si no destruida, en el proceso que nos formo como lo que somos hoy.

No somos La Raza de Bronce por el simple hecho de tener piel morena; no somos Los Hijos del 5to Sol, pues en definitiva no somos los herederos de los hijos del 4to. Entonces ¿Somos acaso los herederos de una cultura milenaria? , ¿Podemos rastrear nuestros orígenes y parte de nuestra identidad hasta esas remotas raíces?. Cierto es que muchos de nosotros somos producto del Mestizaje, pero considero que ello no necesariamente nos convierte en herederos de nada. Poco o nada tenemos que ver con esos primeros habitantes de este territorio, su cosmovisión y cultura, sus artes y tradiciones, y muchas otras cosas más nos son ajenos e incluso quizá amenazantes y dignos de ser discriminados y confinados a los lugares más remotos del país.

Si en estas “celebraciones” queremos buscar y construir nuestra identidad a partir, por ejemplo, de la imagen de un Guerrero Aguila, o de la cercanía de los Atlantes de Tula o las Pirámides de Teotihuacán a nuestra casa, estamos en un error, al menos dada la información de que disponemos en este momento. Cualquier cosa parecida a una “Cultura” que podamos conservar el día de hoy, viene principalmente del este proceso destructivo, sanguinario y mezquino que hemos comenzado a vislumbrar, y que de milenaria no tiene nada. No pienso que esto sea una razón para el drama, sino más bien para la curiosidad y la reflexión. Utilicemos como pretexto esta tomada de pelo del “Bicentenario” y realicemos algo positivo por y para nosotros mismos; alimentemos nuestra curiosidad, si es que acaso la tenemos, para re-descubrir esas raíces de que hemos hablado hoy.

Descubrimiento ?

No permitamos que el hecho de ver, y padecer, tanta violencia y falsedad nos limiten de forma alguna. Suena más fácil de lo que es, lo sé; esto que presento hoy ante ustedes, es solamente otro “buen deseo” en una “celebración” tan falsa como el “Bicentenario“, lo sé; pero si queremos, en alguna ocasión, llegar a considerarnos esos herederos que nos han hecho creer que somos, pues tomémonos al menos el tiempo de saber quienes eran esos de quienes decimos descender. En nuestras manos esta la decisión y la capacidad de cambiar nuestra realidad y de desarrollar una consciencia un poco más clara y elaborada de lo que significa ser mexicano, eso no se nos debe olvidar jamás.

Estándar

One thought on “Herederos de una Cultura… ¿Milenaria?

  1. Pues ya que, a la gente la entretiene una fiesta patría y al gobierno le conviene que la gente distraiga su mirada con luces, entonces solamente hay que disfrutar de la fiesta y cuidar que no nos saquen la cartera del bolsillo. jejeje

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s